Martes, 16 de junio de 2020

Cheque electrónico: todo lo que hay que saber del nuevo instrumento de financiamiento PYME

El CEO de MAV (Mercado Argentino de Valores), Fernando Luciani, explicó paso a paso su funcionamiento en el reciente webinar del ciclo #NuevoDinero2020. Reviví su presentación aquí: https://www.youtube.com/watch?v=p1rRYOwFGkM&t=829s

La negociación del echeq o cheque electrónico por parte de las PyMEs argentinas que se financian en el mercado de capitales está mostrando un crecimiento exponencial respecto al cheque de papel tradicional.

“La tendencia que se ve es que el echeq crece violentamente respecto al cheque de papel. Es una herramienta de rápida adopción porque tiene el valor agregado de ser digital y porque está regulada por el Banco Central”, aseguró Fernando Luciani, CEO de MAV (Mercado Argentino de Valores), durante el tercer webinar del ciclo #NuevoDinero2020 “Financiamiento digital para PYMES”, realizado el último 9 de junio y en el que conversó con Pablo Wende, editor de Road Show.

“Sin dudas, el echeq va a reemplazar a la chequera de papel porque tiene también otras ventajas de orden jurídico: es absolutamente seguro, se evita el traslado físico, se puede endosar hasta 99 veces -contra las 2 veces permitidas en el cheque de papel-, con lo que se asegura su transferibilidad, y además no da lugar a ningún error formal o picardía, como suele suceder en el caso de los cheques tradicionales”, agregó el ejecutivo.

La versión digital de este instrumento existe para los segmentos avalado y cadena de valor, y se negocia sin perjuicio de los cheques de pago diferido (CPD) en formato papel, que son el principal instrumento de financiación PyME.

El cheque electrónico es una innovación financiera que promovió el BCRA (Banco Central de la República Argentina) con el objetivo de simplificar las operaciones y reducir sus costos. Una vez reglamentada, la herramienta comenzó a operarse en MAV, el mercado especializado en financiamiento para pequeñas y medianas empresas, en marzo de este año. En los meses de abril y mayo, el echeq explicó más del 30% del volumen total de cheques operados.

El CPD avalado, es decir, con garantía de una SGR (Sociedad de Garantía Recíproca), es el instrumento más utilizado por las PyMEs. En segundo lugar, se ubica el CPD cadena de valor, en el que la PyME vende el crédito en el mercado sin aval, pero usando como garantía el nombre de una gran empresa que forma parte de su cadena de pagos.

Fernando Luciani indicó que desde finales del año pasado, todos los bancos tienen que tener disponible el echeq y ofrecerlo a sus clientes como producto. También señaló que COELSA (Cámara Electrónica de Compensación de Medios de Pago) es la encargada de la emisión y el endoso de estos cheques.

Durante el webinario, el CEO del MAV explicó que cada PyME que quiera financiarse mediante echeqs o pagarés digitales en el mercado de capitales debe registrarse de manera gratuita en la plataforma EPYME, dentro del portal de Caja de Valores.

“Muchas pequeñas y medianas empresas en este contexto de pandemia no tienen flujo y necesitan financiarse para pagar gastos corrientes, por ejemplo”, describió. Luciani aprovechó la oportunidad para hacer un llamado a que los empresarios PyME se informen, más allá de las tasas del mercado, que son mejores a las bancarias, sobre el set de productos de financiamiento disponible.

Set de productos COVID-19
“En los últimos 5 años ha crecido muy fuerte el MAV, a partir de la inscripción de productos PyME que componen un set de financiamiento”, explicó Luciani al comienzo de su charla virtual.

Dentro de ese set, sigue prevaleciendo el cheque de pago diferido (CPD). Sin embargo, a partir de la emergencia sanitaria por el coronavirus y el consecuente aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el gobierno, el MAV recomendó potenciar también el uso del echeq, el pagaré electrónico y la factura de crédito electrónica (FCE).

“Hay ahorro de costos, simplificación operativa y una sed de ventajas que hacen que una vez que se adopta el echeq sea difícil volver atrás, más allá de la cuarentena”, se entusiasmó Luciani, que también vaticinó que la FCE será desplazada por el cheque electrónico.

“La factura de crédito electrónica viene teniendo un ritmo de crecimiento muy lento, y esto desalentó a algunos inversores”, argumentó.

Respecto al pagaré bursátil, que permite alargar los plazos de pago, el ejecutivo dijo que puede ser de papel o digital, y que una de sus ventajas es la diversidad de monedas: “el cheque es solo en pesos y tiene hasta un año de plazo; en cambio, el pagaré puede ser en dólares y tiene vencimientos más largos, con lo que se puede utilizar para cubrir, por ejemplo, una inversión de mediano plazo”

Fuente: RoadShow publicado 15-06-2020

Volver

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *