Miércoles, 3 de junio de 2020

Decile chau al cheque papel: ahora te podés financiar a las tasas más bajas del mercado y mucho más ágil por iProUP

A pesar de la iliquidez y temor de los inversores, pero el echeq logró mantenerse como instrumento de financiamiento Pyme en el mercado de capitales

En un contexto de compañías con un grave stress financiero y bancos muy cuidadosos respecto de a quién le prestan dinero, las pequeñas y medianas empresas experimentan graves problemas de acceso al crédito.

En este marco, el echeq o cheque electrónico aparece como la vía de financiamiento más barata, que se viene manteniendo firme, incluso en mayo, pese a los problemas de liquidez en la plaza de los últimos 20 días.

“El contexto actual pone en el centro de la escena la necesidad de dar financiamiento para el sostenimiento y evolución de las empresasEsto ocupa parte importante del debate, ante el proceso de adversidades económicas que estamos transitando“, afirma a iProUP Martín Baretta, gerente de Servicios al Cliente de Caja de Valores (BYMA) y director del Mercado Argentino de Valores (MAV).

Según el directivo, “un aspecto a resolver en este panorama de incertidumbre es brindarle a las compañías accesos ágiles al crédito, para que puedan desarrollar su producción y sus estrategias comerciales en este complejo escenario”, añade Baretta.

 

¿De dónde obtenerlo? ¿Cómo? ¿A qué tasas? Según el ejecutivo, las respuestas a estos interrogantes terminan transitando el mismo camino: el mercado de capitalesya que las tasas promedio que ofrece son más favorables que las que suelen obtenerse en los bancos.

En el caso del echeq, el promedio ha sido del 27,6% en lo que va del año: enero arrancó en 33,5% y a mediados de mayo alcanzó 17,5%, con un nivel cercano al 13% para plazos menores a 60 días.

“Si bien acompañó la baja general de tasas del sistema financiero, siempre mantuvo una importante ventaja relativa“, puntualiza Baretta, quien añade: “Estos instrumentos brindan agilidad en el acceso al efectivo e imponen menos requerimientos, lo cual no son datos menores”.

El ejecutivo revela que la Caja de Valores habilitó el portal ePyme que permite el registro de:

– Empresas que quieran quiera descontar sus echeqs

– Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) que busquen avalar estos documentos

– Agentes de Liquidación y Compensación (ALyC) que acepten negociarlos

La negociación de cheques de pago diferido no para de crecer y ya se convirtió en el instrumento más utilizado por las empresas medianas y pequeñas“, recuerda Baretta.

La Caja de Valores, como entidad depositaria que realiza la custodia, finalizó los procesos de digitalización, logrando una gran eficiencia en toda la secuencia del tiempo de vida de estos productos.

Le estaremos diciendo adiós al cheque de papel próximamente“, anticipa Baretta. Y añade: “Si la obligación de pago -cheque o pagaré- cumple con la condición digital (emisión por el librador, el aval de una SGR, su depósito en Caja de Valores y su negociación a través del MAV), pasan a ser transacciones electrónicas que se resuelven más rápido y tienen un costo casi nulo“.

En consecuencia, este proyecto digital del ByMA registró los siguientes resultados:

– La Caja de Valores recibió en mayo 11.613 echeqs, avalados por SGR y negociados en el MAV para el financiamiento de pequeñas y medianas firmas

– Esto alcanzó un valor de $10.500 millones, que ya representa casi el 25% de todos los cheques que se depositan en Caja de Valores

– La plataforma ePyme generó 235 pagarés totalmente digitales por un valor de $240 millones

– A la fecha, se encuentran registradas 2.235 pequeñas y medianas firmas para operar bajo esta modalidad

El crecimiento de los echeqs

El último año, la Caja de Valores registró un fuerte aumento de la cantidad de cheques avalados recibidos y negociados, superando los 200.000 por un monto mayor a $55.000 millones. Según Baretta, otro hito es el surgimiento de un nuevo segmento de cheques directos de empresas grandes, no avalados por SGR sino basados en su buen desempeño.

El uso de estos instrumentos explotó estos meses, inducido por la necesidad de digitalización que produjo la pandemia. “Desde principios de la cuarentena y hasta el 26 de mayo, se depositaron 11.613 echeqs, alcanzando un valor de $10.534 millones, lo cual representa el 23% de todos los cheques que se custodian en Caja de Valores”, afirma el director del MAV.

El 75% de los valores negociados corresponden a los avalados. Son los más comunes y los que tienen mayor demanda, por lo cual se obtiene mejores tasas y pueden financiarse con vencimientos más largos. En promedio, son instrumentos a seis meses. El 25% restante corresponde a cheques sin aval.

En los cheques directos, las tasas son bastante diferentes. Varían según el emisor, pero en general el descuento ronda entre 10% y 20% por encima de uno avalado. Además, el plazo de vencimiento también suele ser menor, siendo su promedio en torno a tres meses”, revela Baretta.

La situación de mayo

“En mayo se tornó más complicado negociar echeqs”, confía a iProUP un operador del mercado, quien atribuye esta dificultad a la mayor iliquidez de la plaza, a la suba de las tasas de los plazos fijos y la renegociación de la deuda externa, entre otros factores.

Uno de sus colegas, que también prefirió el off-the-récord, señala: “A esto hay que agregar que los fondos comunes de inversión, que son entidades tomadoras del instrumento en el mercado, le están poniendo un límite a sus desembolsos en cheques diferidos en general, físicos o digitales, por temor al riesgo de la evolución de las empresas en la pandemia”.

Sin embargo, en la semana del 18 al 22 de mayo se negociaron en 1.346 cheques con garantía y 240 directos. Estos 1.586 instrumentos representaron $1.163 M de financiamiento a las Pymes.

Una cifra casi constante respecto a la misma semana de abril: entre el 20 y el 24 de ese mes se negociaron en 1.699 echeqs con garantía y 169 directos. Así, se descontaron 1.859 cheques digitales.

Las cifras demuestran el aumento de la aceptación de este instrumento digital emitidos por grandes empresas de lo que se llama el “panel de primera línea” sobre la base de su propia capacidad de pago.

El lado positivo de la pandemia

Elena Alonso, Gerente de NIX Valores, considera que el lado positivo de esta pandemia, en el sistema financiero, “es que obligó a todas las partes intervinientes en un cheque a realizar los trámites en su banco para poder emitir y aceptar el echeq y mutar hacia lo digital, que es más ágil, transparente y con menos limitaciones”.

“El crecimiento de los cheques electrónicos hizo que también el descuento de estos instrumentos aumentara en el Mercado de Capitales. Se observa un crecimiento exponencial en el uso de esta herramienta teniendo un impacto real en todos los ámbitos de negociación”, agrega.

La experta reconoce que, si bien existe financiamiento en el sistema bancario con subsidios del Estado, a muchas pequeñas y medianas firmas no les alcanza el monto otorgado o no pueden acceder.

“Por ello, la importancia del uso de instrumentos del Mercado de Capitales es que siempre están disponibles, con mejores condiciones que esos créditos que ofrece el Gobierno”, resalta Alonso.

En los cheques avalados por una SGR, la empresa que recibirá el aval para los echeqs tiene que presentar certificado Pyme como condición indispensable, demostrar que presentó declaraciones juradas de Ganancias y Bienes Personales, y su estructura de ventas.

En el segmento directo no se necesita ninguna carpeta, sino que todo se basa en la capacidad de pago que el mercado asigna a la empresa emisora. Además, quien descuenta el echeq puede no ser Pyme, o incluso estar concursada o tener un mal historial crediticio en Nosis o en el Veraz.

¿Acceden al echeq?

“Es fundamental que las empresas, medianas y chicas, hoy accedan al mercado de capitales. También, tener siempre estas herramientas dentro de su abanico de opciones financieras”, enfatiza Alonso.

Y añade: “Las firmas deben estar siempre actualizadas, preparadas para emitir un echeq y tener el aval de una SGR, para luego descontar en el mercado, porque obtienen condiciones inmejorables, que no existen en otro ámbito”.

Sin embargo, Maximiliano Gabrieli, especialista en mercado de capitales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), advierte que las pequeñas y medianas que acceden con mayor facilidad al cheque con aval de una SGR son aquellas que pueden contratar a un profesional interno o externo que le maneje estos temas.

“Las Pymes están acostumbradas a financiarse con los bancos y son pocas todavía las que van optando por recurrir al mercado de capitales”, reconoce en diálogo con iProUP.

Además, asegura que la CAME hace una promoción permanente de instrumentos como el echeq entre las firmas asociadas o no a la entidad, y subraya que la financiación en el mercado de capitales es ideal para las Pymes ya que se crea un instrumento a medida de cada empresa, contra la rigidez que proponen las entidades bancarias.

Fuente: iProUP publicado 02-06-2020

 

 

Volver

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *