Martes, 28 de enero de 2020

Anticipo: todas las funciones que va a sumar el cheque electrónico y cómo vas a poder usar el multicheque. Por iProUP

Con el depósito, la emisión y el endoso ya implementados, los bancos infresan en “fase II” del Central y se esperan novedades en las próximas semanas

En la transformación digital de los medios de pago, la reinvención del cheque en su versión electrónica, el e-cheq, es seguramente una de las más complejas y revolucionarias. Es que reemplazar la famosa chequera física implica una readecuación a nivel sistémico que está minuciosamente pautada.

Con el depósito, la emisión y el endoso ya implementados, los bancos están entrando en la llamada “fase II” de la hoja de ruta trazada por el Banco Central y que estipula algunas novedades para las próximas semanas.

Una de ellas es el multicheque, un instrumento que, bajo un mismo código de identificación (ID) podrá fraccionarse en varios por montos menores.

Esta segunda etapa también incluye en el cronograma funcionalidades (que primero serán opcionales y luego obligatorias) que prometen extender el uso de esta herramienta y generar volumen creciente: la emisión de cheques no a la orden, la cesión de derechos y el aval, es decir, la garantía para cheques Pyme.

Los no a la orden (que no pueden endosarse) son claves para incorporar a grandes compañías que suelen preferirlos para el pago a proveedores, explican a iProUP en el mercado.

Y, en paralelo, muchas entidades ya están trabajando en la versión para celulares de las funcionalidades vigentes del e-cheq ahora que la autoridad monetaria determinó que queda a criterio de cada una avanzar o no con ese desarrollo.

“Se acordó que todos los bancos lanzarán en forma conjunta el multicheque, que es un cheque que se puede dividir. Por ejemplo, una empresa tiene un cheque por $100.000 para un proveedor, pero a ese proveedor no le conviene descontarlo todo, entonces se podrán emitir 10 de 10.000, todos en un mismo acto y se van a mover en bloque bajo un ID agrupador. En caso de requerirlo, va a ser posible endosarlos todos a un tercero o depositarlos todos“, explica a iProUP Javier Ávalos, jefe producto de Comercio Exterior y Cash Management del Comafi.

El ejecutivo, además, revela: “Nos fuimos reuniendo con el Banco Central de cara a la fase II, aún no oficializada. Se determinó que determinadas funcionalidades no iban a tener tanta utilidad así que quedaron a discreción de cada entidad, según la oportunidad de negocio y demanda del cliente”.

“Se va a trabajar en el cheque no a la orden y la cesión electrónica, que es la posibilidad de transmitir la titularidad“, apunta Ávalos. Y añade: “Es un gran cambio porque estamos llevando a una lógica de sistemas a una operatoria manual”.

El directivo remarca: “También se incorpora la orden de no pagar, por ejemplo, en caso de robo, si bien la probabilidad es baja tratándose de un e-cheq, ya que estaríamos hablando de fraude informático”. Y aclara que para llegar a esta funcionalidad, COELSA, la cámara electrónica de compensación, “debe hacer los desarrollos previos necesarios”.

Es que uno de los atributos del e-cheq es que no hay chances de falsificación y resulta posible realizar un seguimiento –”trackear”, como se dice en la jerga– a cada uno de los endosantes a medida que pasa de mano en mano. Además, no hay rechazos por errores de confección, bastantes comunes en la metodología tradicional, ya que los sistemas están preparados para que el e-cheq no pueda ser enviado si algo está mal.

“Con el cheque no a la orden veremos mayor volumen porque va a permitir sumarse a empresas grandes que lo utilizan para el pago a proveedores. Los bancos están recibiendo cada vez más consultas y también existe mucho interés por mover en lotes con el multicheque. Hoy las empresas están acostumbradas a entregar la versión física por ventanilla y deben cambiar sus procesos. Cuando se puedan avalar, el mercado crecerá aún mucho más”, advierte.

Cambio de cultura

Alejandro Ansaldo, jefe de producto de ICBC, le explica a iProUP que “hay un cronograma de implementación que sigue corriendo y vamos incorporando funcionalidades a medida que se van habilitando”.

“Al principio, sólo existía la obligación de recibir cheques electrónicos. Lo que ocurre es que COELSA tiene que ir haciendo las adecuaciones necesarias para soportar esas nuevas funcionalidades que se van sumando”, confía Ansaldo

“En esta instancia, por ejemplo, añadiremos el cheque no a la orden, que posee una cláusula que te obliga a depositarlo en tu cuenta y no podés transmitirlo a un tercero. Muchas compañías, por una política de riesgo, se manejan con esta modalidad en lugar de los endosables, que ya existen en versión electrónica, con lo cual va a ayudar mucho a traccionar volumen y aumentar su aceptación”, comenta.

Ansaldo asegura que “el e-cheq es el mejor producto electrónico de la nueva era, con una planificación muy bien pensada de los futuros desarrollos. De a poco, la cultura de las empresas va mutando y van ellas también adecuando sus propios sistemas”.

“Hay que tener en cuenta que hubo que adaptar todo el andamiaje legal para que esto fuera posible. Es un medio de pago que tenemos que potenciar entre todos. Pronto vamos a empezar a ver más publicidades de las entidades”, anticipa.

El directivo del ICBC asegura: “Ahora acaba de habilitarse la versión mobile en la que ya estamos trabajando”. Y subraya: “La idea es que desde la app puedas hacer todo desde depositarlo hasta endosarlo“.

En la actualidad, los bancos que ofrecen una de las siguientes prestaciones:

1) Solo recepción de depósitos: en la fase II deberán añadir el endoso y la orden de no pagar

2) Servicio completo: depósito, emisión y endoso. En la segunda etapa, añadirán emisión no a la orden, aval, multicheque y cesión electrónica de derecho

La fecha de implementación obligatoria para todo el sistema será fines de junio. Para las siguientes fases se prevé el cobro o presentación por ventanilla, entre otras. En cuanto a la banca móvil, el BCRA estableció que cada entidad tiene la opción de decidir qué canal utilizar.

Roberto Lopresti, Product Owner del squad de cheques del Galicia, revela a iProUP que el banco ha tenido una “muy buena recepción“, con “2.700 clientes que emitieron 19.000 cheques electrónicos por un total de $3.000 millones”.

“El comportamiento es muy positivo. Cada mes se van incorporando empresas que operan no sólo en la emisión sino también en el depósito. Esperamos que cada vez más bancos se adhieran a la emisión con el fin de obtener el escalamiento necesario para llegar al cliente”, completa.

“Las empresas están esperando los cheques ‘no a la orden’, ya que los eligen por sobre los ‘a la orden’. Esperamos que, para fines de marzo, cuando esté disponible esta nueva funcionalidad, muchas firmas puedan sumarse a emitir estos instrumentos con nosotros para beneficiarse con el ahorro de costos, comodidad y agilidad”, sostiene.

Lopresti remarca que de esta modalidad de cheques “también dará lugar a una nueva funcionalidad: la cesión electrónica, permitiendo así la similitud con las modalidades que hoy posee el cheque físico”.

Sobre el multicheque, asegura: “Es otra nueva modalidad que le permitirá a los clientes emitir varios cheques vinculados al mismo monto. Esto hará que la operatoria de gestionar valores de alto monto sea más sencilla, al permitir la emisión de varios cheques por importes más pequeños, que sean fácilmente endosables”.

“A su vez, ya tenemos disponible la funcionalidad de Emisión Múltiple, la cual permite emitir hasta 25 cheques a la vez, con diferentes montos, fechas de pago y beneficiario”, informa.

Están trabajando, asegura, para poder incorporarlo a su solución de “Pago Masivos” para que el beneficiario tenga una experiencia diferenciadora, al no tener que depender de una sucursal y sus horarios.

“Será una alternativa más eficiente al “Pago a Proveedores” con cheques físicos que hoy día se ofrece en el mercado”, advierte Lopresti. Agrega que el Galicia está desarrollando esta funcionalidad en la app para que la operatoria sea aún más simple y ágil.

Fuente iProUP publicado 28/01/2020-Finanzas

Lunes, 27 de enero de 2020

Pymes, provincias y equidad de género, cambios claves en la ley del conocimiento. Por La Nación

El Gobierno busca restarles dramatismo a los cambios que se avecinan. La política pública de fomento a los negocios ligados a la economía del conocimiento -ratifican- será una bandera de la gestión de Alberto Fernández.

Caída días atrás la reglamentación de la norma aprobada el año pasado por unanimidad en el Congreso, el Ministerio de Desarrollo Productivo apuesta a sumarle a la ley, por lo menos, tres ejes: pequeñas y medianas empresas, desarrollo en las provincias y equidad de género.

En la cartera que conduce Matías Kulfas ya les reafirmaron a las principales firmas de tecnología y también a la Unión Industrial Argentina (UIA) que la ley de economía del conocimiento sigue todavía vigente, que cualquier cambio será retroactivo al 1º de enero y que la decisión de introducir las modificaciones tuvo que ver con problemas de aplicabilidad que detectaron las nuevas autoridades.

La primera novedad a sumar será mejorar el acceso de las pymes a los beneficios fiscales que otorga la ley.

La primera novedad a sumar será mejorar el acceso de las pymes a los beneficios fiscales que otorga la ley. En el Gobierno contaron a LA NACION que la reglamentación original que fue suspendida en los últimos días “excluía” a las pymes y a las startups, porque las obligaba a tener un cupo mínimo de exportaciones para que el Estado las incorporara como beneficiarias. Entre esas ventajas aparecen en la ley la reducción del pago de Ganancias, menores contribuciones patronales y la eliminación de la doble imposición tributaria.

Esto no implica que el Ejecutivo vaya a dejar afuera a las grandes -aclaran-, como Mercado Libre, Accenture, IBM o Globant, entre otras. Sin embargo, sí es posible que se “diferencien” según el tamaño los beneficios fiscales otorgados hasta ahora. Kulfas -que en la UIA dijo que ya había hablado con los directivos de esas empresas- señaló que “todos quedarán contentos” con los cambios que propondrán a la normativa.

La idea oficial es que las compañías que decidan invertir en provincias con bajo desarrollo tecnológico y generen nuevos trabajos tengan mayores beneficios

No obstante, esto no será todo para las pequeñas y medianas empresas. Las fuentes consultadas por LA NACION indicaron además que habrá un incremento del financiamiento especial para ellas. No se precisó aún cuán grande será esa suba.

Otro de los cambios importantes buscará el desarrollo federal de la economía del conocimiento y premiará a las empresas que generen nuevos empleos. Básicamente, la idea oficial es que las compañías que decidan invertir en provincias con bajo desarrollo tecnológico y generen nuevos trabajos tengan mayores beneficios. Con esos incentivos, en Desarrollo Productivo buscan impulsar la iniciativa privada en diferentes distritos. Un guiño a varios gobernadores.

El tercer eje que el ministerio de Kulfas planea incorporar a la norma tiene que ver con la equidad de género. Las empresas que sumen mujeres a sus proyectos también tendrán mayores beneficios.

“Si una empresa no se dedica a esto no va a entrar”, dijeron en el Gobierno, y advirtieron que la vieja reglamentación estaba “mal hecha”. Graficaron con un ejemplo sobre el impulso a la biotecnología y la nanotecnología. “Como estaba planteada, no iban a poder entrar quienes desarrollan esas tecnologías, pero no las venden. Hubieran tenido que crear una firma aparte. Y lo cierto es que muchas veces hay empresas que desarrollan biotecnología o nanotecnología en el propio desarrollo de algunos de sus productos”, explicaron.

En el Ejecutivo no tienen claro aún si los cambios en la norma implicarán una nueva reglamentación o directamente una nueva ley, ya que hay modificaciones que están vinculadas con cambios impositivos, cuestiones que suelen dirimirse en el Congreso. Sin embargo, descuentan que si finalmente esa segunda opción es el camino a seguir volverán a encontrar fuerte apoyo legislativo.

El tercer eje que el ministerio de Kulfas planea incorporar a la norma tiene que ver con la equidad de género. Las empresas que sumen mujeres a sus proyectos también tendrán mayores beneficios.

En un primer momento, la derogación de la reglamentación causó incertidumbre en el sector, sobre todo en las grandes empresas. Sin embargo, estas esperan que Kulfas mantenga la bandera de su primera presentación pública como ministro, en el seminario de Propymes organizado por Techint. Allí declaró que las políticas orientadas a desarrollar la economía del conocimiento serían un eje clave de su gestión.

“Desde el Gobierno estamos absolutamente convencidos de la importancia del sector de la economía del conocimiento y su aporte al desarrollo del país, por eso trabajamos para que los cambios estén orientados a incrementar los beneficios para las pymes y que estén disponibles en el corto plazo”, señaló Desarrollo Productivo en un comunicado, en el que ratificó que no se está “penalizando” a ninguna empresa en particular y se habló de “inconsistencias en la implementación”. Esos problemas, según supo LA NACION, aumentaron además con la sanción de la ley de solidaridad social y reactivación productiva, que anuló “involuntariamente”, dijeron, elementos de la norma importantes para hacer el cálculo del beneficio.El oficialismo se comprometió también a hacer que el sistema sea mucho más “ágil”.

“El Gobierno está buscando reglamentarla [la ley] nuevamente para modificar ciertos aspectos que eran mejorables”, afirmó Mariano Rocatti, gerente de Despegar, a Radio La Red. “Seguimos positivos a que las medidas que tienden a incentivar a la industria van a seguir vigentes”, agregó el ejecutivo, que, como varios de sus colegas, espera los detalles de los cambios que planea introducir el Ejecutivo.

Claves de los cambios que se vienen

15%

Ganancias

Uno de los beneficios de la ley fue la reducción del impuesto a las ganancias para las firmas que trabajen en desarrollar la economía del conocimiento.

6985

Millones de dólares

Fueron las exportaciones del sector en un año, según un informe que realizó el gobierno de Cambiemos. Es el tercer sector en el ranking del país.

862.400

Empleo sectorial

Es la cantidad de trabajadores en empresas vinculadas a la economía del conocimiento. Unos 120.000 trabajan en la exportación de servicios.

Fuente: La Nacion publicado 24/01/2020

Jueves, 23 de enero de 2020

Tu billetera, tus documentos, el auto, tu salud: qué es el “gobierno digital” y cómo te hace la vida más fácil por iProUP

Tu billetera, tus documentos, el auto, tu salud: qué es el "gobierno digital" y cómo te hace la vida más fácil

Durante el gobierno de Mauricio Macri comenzó un largo camino que buscó aggiornar la administración pública a la nueva era digital

Largas filas y esperas que parecen eternas, centros de atención abarrotados y trabajadores colapsados. Las oficinas públicas han sido, históricamente, un espacio plagado de malhumor a raíz de las demoras asociadas a cualquier tipo de trámite.

Durante el gobierno de Mauricio Macri se dio inicio a un largo camino tendiente a aggionar estos espacios a la nueva era digital, que ahora deberá seguir recorriendo el equipo de Alberto Fernández.

En los últimos cuatro años, a partir de la creación de la Subsecretaría de Gobierno Digital, el equipo liderado por Daniel Abadie logró avances significativos en la transformación del Estado, tanto en tiempo como en economización de recursos.

“El norte de la gestión fue siempre mejorar y facilitar la experiencia de los ciudadanos en todo lo relacionado con su interacción ante los organismos públicos”, explica el informe del gobierno anterior al que accedió iProUP.

“Argentina es un ejemplo global de transformación digital del sector público. En cuatro años logramos construir servicios con el claro objetivo de facilitarle la vida a los ciudadanos, como la primera billetera virtual con todos los documentos con validez legal en el teléfono”, asegura el ex subsecretario de Gobierno Digital de la Nación, Daniel Abdie.

En rigor, la cartera destaca cuatro logros inéditos en su gestión:

– Mi Argentina: la app que permite llevar en el celular los documentos personales más importantes

– Argentina.gob.ar: el portal que reúne lo que antes estaba distribuido en más de 1.000 sitios web

– Chat Crecer: el asistente virtual destinado a embarazadas en situación de riesgo y a madres con bebés de hasta un año

– Plan Nacional de Inclusión Digital: el programa que logró capacitar a miles de personas y emprendedores del país

Abadie asegura que, al dejar su oficina, Mi Argentina ya era utilizada a diario por más de 3 millones de usuarios. Y destaca la implementación de una herramienta de salud digital fuera del sistema sanitario para reducir la mortalidad materno-infantil y acompañar a las mujeres durante su embarazo.

Más de 300.000 personas aprendieron a usar Internet con el Plan Nacional de Inclusión en este campo: “Transformamos la forma en que el Estado se relaciona con los ciudadanos y dejamos una plataforma consolidada para que la próxima administración continúe en este camino”.

Documentos y trámites

La herencia del gobierno de Macri dejó varias artistas a destacar. En primer lugar, la app Mi Argentina: un perfil virtual de los ciudadanos que les permite operar con el formato de “billetera”. Pueden iniciarse trámites y servicios del Estado y cuenta con varias funcionalidades de suma utilidad:

– Billetera digital: todos los documentos (misma validez que los físicos) en el mismo lugar. Entre ellos DNI, la licencia de conducir, credencial de ART y Certificado de Discapacidad

– Mis vehículos: incluye la licencia nacional de conducir digital, cedula verde y radicación del vehículo, cédula azul a nombre, seguros, credencial de la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) e Información para el pago de patentes

– Mi salud: turnos para vacunas, libreta de vacunas aplicadas, centros de atención cercanos, hacer consultas sobre obra social, entre otras funciones

De los 3,1 millones de usuarios que usan “Mi Argentina”, 1,2 millones tienen identidad validada, lo que posibilita mayor profundidad de datos y mejores accesos en la aplicación.

A las funciones mencionadas se suma el sistema de turnos en dependencias públicas, consulta de fechas y lugares de cobro y beneficios de Anses. Además, recordatorios y avisos de vencimientos de AFIP, entre otros.

En vistas a capacitar al ciudadano para este nuevo contexto, también se lanzó el Plan Nacional de Inclusión Digital. ¿El objetivo? Llevarles a los sectores menos familiarizados con las tecnologías aquellas habilidades, motivación y confianza necesarias para usar estas herramientas, en beneficio de su desarrollo personal y profesional.

La iniciativa brinda la posibilidad de implementar actividades de capacitación en diversos formatos bajo tres líneas de acción: alfabetización (digital), habilidades (digitales) e inclusión financiera. En total, se han capacitado a 368.756 personas, entre jóvenes, adultos mayores y emprendedores.

A esto hay que añadir la firma electrónica implementada por varias dependencias. La plataforma está disponible en más de 700 oficinas del Registro Automotor, principal impulsor para su expansión a lo largo y ancho del país.

A la fecha, se “subieron” al sistema más de 45 millones de cédulas verdesazules y provisorias. “Tenemos muchas más pero se necesitan ‘fierros’ para que no se caiga el sistema ante la alta demanda”, apunta a iProUP Oscar Agost Carreño, ex subdirector Nacional del Registro de la Propiedad del Automotor.

En el caso de transferencias de autos y motos, la implementación de la firma digital para este tipo de trámites está atada a su despliegue en todo el territorio.

Según Agost Carreño, una vez que la solución tenga cobertura del 100% se avanzará en el “08” completamente digital, sin que la operación deba ser certificada por escribano.

Ciudad de Buenos Aires, la pionera

Con la reelección de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires, el bastión de Cambiemos continuará con el proceso de digitalización que inició hace unos años. Hoy, ya es posible realizar 303 gestiones desde el teléfono móvil o la computadora en horario extendidosin esperas ni necesidad de trasladarse a las oficinas de atención.

Desde la Secretaría de Innovación y Transformación Digital afirman: “Los vecinos pueden acceder las 24 horas y solicitar servicios, iniciar reclamos, denuncias”. La app es gratuita y permite solicitar la reposición de luminarias, retiro de escombros de obras domiciliarias, reportar cuándo un auto mal estacionado obstruye una rampa, entre otros trámites.

“Desde la nueva Secretaría de Innovación y Transformación Digital, a cargo de la implementación del ‘Plan de Futuro de la Ciudad’, trabajamos a partir de iniciativas que mejoran el bienestar de los vecinos haciendo uso de la tecnología e innovación”, explica a iProUP Fernando Benegas, Secretario de Innovación y Transformación Digital.

Y agrega: “Lo haremos junto a todas las áreas de gobierno y los diferentes actores del ecosistema para generar mayores sinergias y potenciar cada proyecto y acción que llevemos adelante”.

Dentro del trabajo de innovación del gobierno porteño se destaca su asistente digital. Con casi 1 millón de usuarios únicos en Whatsapp, Boti (reconocido como el mejor Chatbot Corporativo de 2019 en la tercera edición de Planeta Chatbot Awards 2019) llegó a WhatsApp para resolver las dudas de los porteños.

Entre los temas que más interacciones y conversaciones generaron se destacan los vinculados a infracciones, educación, actividades culturales, VTV, reclamos, licencias, AGIP y DNI.

A su vez, actualiza a los vecinos con las últimas noticias de Buenos Aires, como los cortes de tránsito, el clima y el Mapa de Seguridad. También confirma si está permitido estacionar en cierto lugar e indica dónde se encuentran los Senderos Escolares y las estaciones de Ecobici, entre otras funciones.

“En un contexto en el que la digitalización y la automatización están a la orden del día, esta nueva herramienta es un orgullo para la Ciudad. WhatsApp es, por lejos, el sistema de comunicación más utilizado en la Argentina y nos permite chatear con la Ciudad las 24 horas del día durante todo el año”, expresa Felipe Miguel, jefe de Gabinete porteño.

En el futuro, Boti permitirá:

– Hacer una denuncia y conocer su estado

– Saber cuándo llegará el próximo subte o tren

– Informar sobre un auto mal estacionado

– Sacar cualquier turno médico

– Responderá a imágenes y audios

– Opciones más personalizadas

Además, desarrollaron “Fila Cero”, una app para realizar filas de manera virtual y envía notificaciones cuando el vecino está próximo a ser atendido. También informa la cantidad de personas que se ubican antes del usuario en la misma fila. La iniciativa alcanza a más de 2,5 millones de trámites y está disponible en 27 sedes gubernamentales.

Fuente: iProUP Publicado 23/01/2020-INNOVACIÓN

Miércoles, 22 de enero de 2020

Comunicación “A” 6869/2020/ BCRA

Mediante la Comunicación “A” 6869/2020 , publicada el 16/01/2020,  el BCRA comunica A LAS ENTIDADES FINANCIERAS, A LAS CASAS DE CAMBIO:
Ref.: Circular CAMEX 1 – 829. Texto ordenado de las normas sobre “Exterior y cambios”. Adecuaciones.
Nos dirigimos a Uds. para comunicarles que esta Institución adoptó la siguiente resolución:
“ Reemplazar el punto 3.4. del Texto Ordenado sobre las normas de “Exterior y cambios”

 

Descargar Comunicacion A 6869-2020

Economía del conocimiento: 10 claves para entender por qué este sector es capaz de sacar al país de la crisis por iProUP

La suspensión de la aplicación de la Ley de Economía del Conocimiento pone en stand-by los beneficios para empresas 4.0. Qué aportan a la economía local

a suspensión de la aplicación de la Ley de Economía del Conocimiento generó malestar en la industria 4.0, ya que pone en stand-by los beneficios para empresas que exportan servicios basados en tecnología.

La incertidumbre respecto del futuro de la Ley 27.506, aprobada en octubre de 2019, llevó al Gobierno a emitir un comunicado donde aclaró que trabaja modificaciones y anticipó que la nueva normativa tendrá vigencia retroactiva al 1 de enero.

“Desde el Gobierno Nacional estamos absolutamente convencidos de la importancia del sector de la economía del conocimiento y su aporte al desarrollo del país, por eso trabajamos para que los cambios estén orientados a incrementar los beneficios para las Pymes y que estén disponibles en el corto plazo”, remarcó el comunicado de la cartera que dirige Matías Kulfas.

No se trata de un conflicto más para el Gobierno. El sector de innovación creció de manera exponencial desde la sanción de la Ley de Software en 2004, durante el mandato de Néstor Kirchner, al punto de hoy representar una porción crítica de las exportaciones del país y de la generación de puestos de trabajo calificados en un contexto donde escasea la oferta de empleo.

Destacar la importancia del sector TIC implica abarcar un amplio espectro de variables. Estos son los principales aspectos que llevan al sector a posicionarse como uno de los pocos capaces de sacar a Argentina de su crisis económica:

1-Generación de empleo

De acuerdo a datos difundidos por el Indec, las empresas englobadas en la industria del conocimiento emplean, de manera directa a indirecta, a más de 445.000 personas en todo el país.

A la espera del balance de la actividad de 2019, vale hacer un repaso por el informe del Observatorio Permanente de la Industria de Software y Servicios Informáticos (OPSSI):

– Se constató un incremento en el empleo registrado del 5,6%

– En valores absolutos, representaron cerca de 5.400 nuevos puestos de trabajo

“Con números conservadores, podríamos tener por lo menos 30.000 empleados más sólo el próximo año”, afirma Luis Galeazzi, presidente de Argencon, una cámara que reúne a empresas locales e internacionales de la Industria del Conocimiento. Asimismo estima que el sector podría crecer al 5% anual.

Luis Candelo, presidente de la Cámara de la Industria Argentina de Software (CESSI), señala en este punto que el plan para los próximos 10 años es sumar 500.000 nuevos puestos de trabajo, lo que llevaría al sector a representar casi el 10% del empleo registrado en el país.

2-Creación de divisas

Los datos aportado por Argencon son contundentes: en los últimos cuatro trimestres la Industria del Conocimiento generó u$s6.200 millones (8% de las exportaciones totales), lo que la ubica como el tercer polo exportador por detrás del complejo sojero y el sector automotor.

Se trata, en rigor, de una industria que tiene sus cañones apuntando hacia afuera, no solo por el enorme potencial de negocios que existe en todo el mundo, sino porque, además, la devaluación del peso quitó atractivo a los desarrollos para clientes locales.

Así, producto de un dólar que sigue en ascenso, las ventas “fronteras afuera” ya representan el 52% del total de ingresos en dólares de la industria.

El “Plan Federal 2030” de la CESSI estima que, para 2030, el sector:

-Genere el 15% de las exportaciones total del país, en torno a los u$s10.000 millones. Una cifra similar a las previsiones sobre Vaca Muerta

-Supere los u$s20.000 millones en producción, lo que equivale al 5% del PBI

3-Independencia del precio de las materias primas

A diferencia de industrias tradicionales de alta generación de divisas, como la petrolera, la sojera y minera, por solo citar algunos ejemplos, en el sector del conocimiento existe una considerable independencia respecto del precio de las materias primas.

Esto, en primer lugar, la blinda frente a bruscos cambios en los valores de los commodities internacionales y le permite crecer sin que su prosperidad dependa del precio del crudo o de una buena o mala cosecha.

Asimismo, los productos generados por las empresas de software tienen la ventaja de no contar con las barreras arancelarias que sufren otros sectores: su alcance, en ese sentido, es global y sin restricciones, al menos por el momento.

Un dato alcanza como muestra: Mercado Libre ya vale 6 veces más que YPF. Tampoco es casualidad que tres de las 10 firmas argentinas más valiosas sean tecnológicas fundadas en los últimos 20 años.

4-Federalización del talento

El punto anterior está íntimamente relacionado con un plus fundamental de la industria: al no depender de materias primas naturales, su alcance es federal y le permite tener polos de desarrollo en prácticamente todas las provincias de Argentina.

En ese sentido, se han desarrollado con fuerza los clusters TIC, que agrupan a más de 1.500 empresas y ya emplean a 45.000 personas. Si bien Buenos Aires juega un rol central, en el interior conviven diversos clusters para fomentar la industria del conocimiento.

Actualmente, los 20 polos respaldados en todo el país por la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (CESSI) se distribuyen en las siguientes provincias:

– CABA: Polo IT Buenos Aires y Asociación de Desarrolladores de Videojuegos de la Argentina

– Buenos Aires: Distrito Informático La Plata, Asociación de TIC de Mar del Plata, Polo Informático de Tandil, Polo Tecnológico Bahía Blanca

– Santa Fe: Cluster TIC Rosario, Polo Tecnológico de Rosario, Cluster TIC Santa Fe y Cámaras de Empresas de Desarrollo Informático de Rafaela

– Córdoba: Cluster Córdoba Technology y Cluster Tecnológico de Río Cuarto

– Entre Ríos: Polo Tecnológico del Paraná

– Corrientes: Polo IT Corrientes

– Tucumán: Cluster Tucumán Technology

– San Luis: Cámara del Parque Informático La Punta

– Mendoza: Polo TIC Mendoza

– Jujuy: ClusteAR Jujuy

– Chaco: Polo IT Chaco

– Formosa: Cámara Informática de Desarrolladores de Software y Servicios Audiovisuales de Formosa

En todos los espacios se busca que las empresas se vinculen en el propio ecosistema local y, además, con universidades y gobiernos locales, para así definir estrategias tendientes a lograr una mejora de la productividad y mayor competencia en sus mercados.

5-Calidad del talento argentino

Realizado desde el 2012, el Global Skills Index propone un listado que valora tanto la actividad como el desempeño en el sistema de cursos de formación y capacitación universitaria.

Tomando como referencia 60 países, incorpora industrias dentro de las categorías Negocios, Tecnología y Ciencia de Datos.

En 2019, la Argentina obtuvo el primer puesto en tecnología, seguida por cuatro potencias europeas en el rubro: República Checa, Austria, España y Polonia.

“Argentina ocupa el primer lugar en Tecnología tanto en la región como en el mundo. Impulsado por un desempeño especialmente fuerte en Ingeniería de Software y Sistemas Operativos, supera a todos sus vecinos por un amplio margen”, señala el estudio internacional. Y agrega: “Esto refleja la fuerte comunidad tecnológica y el conocimiento del gobierno en tecnología, así como su ambicioso objetivo de ser el centro de la Cuarta Revolución de la Industria”

Según Aníbal Carmona, ex presidente de la CESSI, esta posición de liderazgo se debe al cumplimiento del llamado “Triángulo de Sábato”, concepto esgrimido por el físico argentino Jorge Sábato que postula que el desarrollo en conocimiento, ciencia y tecnología, debe basarse en una interrelación aceitada entre gobierno, universidades y empresas.

“El diferencial local está en la creatividad y en la capacidad para la resolución de problemas. El profesional argentino está muy por encima de la media global y se caracteriza por sus posibilidades de innovar”, completa el ejecutivo.

6-Uso horario estratégico

Si hay una variable “natural” capaz de beneficiar a Argentina por sobre otros mercados productores de software y servicios, es su ubicación estratégica en el globo, ya que tiene poca diferencia horaria con Estados Unidos y Europa, los dos grandes mercados mundiales.

Si bien hay industrias fuertes por su escala, como lo son India y Pakistán, Argentina se hace fuerte en la ya citada calidad de su mano de obra y en una cercanía cultural y horaria valorada por las grandes empresas multinacionales. Así, conforma un “combo premium” de gran reputación.

Carlos Lizarralde, co-fundador de 7Puentes, firma especializada en análisis de datos y machine learning, se refiere al lugar que ocupa Argentina en el mapa mundial de la industria del conocimiento : “Hoy estamos bien posicionados, tenemos la ventaja de nuestra zona horaria y contamos con una buena cantidad de profesionales que hablan inglés”.

7-Sector altamente superavitario

Según un estudio elaborado por la comisión de impuestos de Argencon, en la próxima década por cada peso de promoción fiscal el Estado recaudará $1,75. Para llegar a este número realizaron una estimación de expansión del sector a una tasa del 5,7% anual, que significa al menos 144.000 nuevos empleos hasta 2030.

La implementación de la nueva ley representaría u$s1.000 millones de superávit fiscal en ese período.

Desde el sector confían en que el nuevo régimen les permitirá expandir las exportaciones y llegar a u$s15.000 millones en los próximos diez años. Y aseguran que le devolverán con creces al Estado la inversión que está haciendo a través de las exenciones impositivas.

8-Independencia del riesgo argentino

Para la mayoría de las empresas argentinas de software y servicios, el mercado local representa una parte menor de su negocio, por lo que el convulsionado panorama económico impacta menos que en otras industrias.

En ese sentido, se pueden destacar los negocios de tres de los cinco unicornios con los que hoy cuenta el país:

– Globant: el 5% del software que produce lo vende localmente y exporta el 95% restante.

– Mercado Libre: según indicó su CEO, Marcos Galperin, el 20% de su negocio corresponde a la Argentina, tercero en importancia tras Brasil y México.

– Despegar: la empresa no indica qué porción de su facturación proviene de su país natal, sólo que es el segundo mercado luego de Brasil, por lo que se estima que al menos es del 30%.

Hoy, el negocio de la industria del conocimiento prioriza las ventas al exterior, sobre todo en medianas y grandes empresas, lo que confirma su tendencia alcista para los próximos años, independientemente de los cambios en la coyuntura local.

Claro está, todo ello depende de la aprobación de la Ley de Conocimiento, ya que los planes para el próximo lustro dependen exclusivamente de su puesta en funcionamiento.

9-Escasa inversión en infraestructura

Las industrias tradicionales necesitan de una ingente cantidad de “fierros” para poder operar. La infraestructura, en cambio, no es el mayor de los problemas para las empresas de software, que generan una gran riqueza y puestos de trabajo sin necesidad de desembolsar fuerte en este item.

Esto, además, permite bajar las barreras de entrada para los emprendedores que deseen incursionar en la industria del conocimiento. En rigor, solo se necesita de computadoras, servidores y licencias de software para empezar a operar.

A modo de comparación, poner en marcha una línea de producción, por más pequeña que sea, implica costos mucho mayores.

Desde ya, esto no aplica a toda las firmas del sector. Mercado Libre, la firma más grande de Argentina, invirtió 1.000 millones de pesos en la construcción de su nueva casa matriz en la Ciudad de Buenos Aires, que albergará 2.000 empleados para finales de 2020.

Se trató de un verdadero hito para la firma de Marcos Galperín, que 20 años atrás comenzó a operar desde un garage con paredes de durlock. La anécdota hoy sería imposible de replicar en un negocio no tecnológico.

10-Exportación con alto valor agregado

Actualmente, muchas de las empresas más grandes del mundo son clientes de firmas argentinas, producto de la alta calidad de los productos argentinos de base tecnológica.

Los desarrolladores locales generan el backoffice para colosos de la talla del JP Morgan y Accenture. Globant desarrolla soluciones 4.0 para Disney, EA, Google, Coca Cola Y American Express, entre muchas otras.

Asimismo, se trata de empleos altamente calificados. En el marco de una demanda que supera largamente la oferta, los sueldos que ofrece esta actividad se ubican cómodamente por encima de los $100.000 mensuales, en medio de una puja constante por captar talentos.

“Esta Industria no sólo se ha convertido en generadora de empleo de calidad sino que su crecimiento fue sostenido en los últimos 15 años”, indican desde la CESSI. Además, remarcan que el empleo en el sector aumentó cerca de un 50% en estos últimos años, a una tasa anual acumulativa del 4,4%.

Fuente: iProUP Publicado 22/01/2020-INNOVACIÓN
Martes, 21 de enero de 2020

Efecto doble tijera a las fintech: AFIP avanzará sobre los CVU y La Bancaria pide al BCRA afiliar a los empleados por iProUP

El sector fintech tuvo su bautismo de fuego ante la flamante gestión de Miguel Pesce en el Banco Central. El lunes, iProUP anticipó que la entidad avanzaba en una regulación para el sector, que hasta el momento se enmarcaba en una política de “dejar hacer”, heredada de la anterior gestión del BCRA.

La noticia impactó con la fuerza de un huracán en la nueva industria financiera: “nivelar la cancha” entre los bancos y sus competidores digitales fue visto por muchos como un retroceso y no como un avance en pos de un mercado más abierto.

La Comunicación A 6859, promulgada este jueves, finalmente estableció las normas para ordenar el funcionamiento de las cuentas de pago ofrecidas por los Proveedores de Servicios de Pago (PSP). A diferencia de lo que se barajaba en la previa, fue mucho más “light” de lo esperada y dejó contento a más de un banquero “4.0”.

Sin embargo, la fiesta no sería completa: por un lado, según pudo averiguar en exclusiva este medio, la AFIP será la que avance sobre las CVU (Cuenta Virtual Uniforme) de personas jurídicas; un pedido recurrente de los bancos, que así tendrán un “premio consuelo” en su avanzada para que al menos aumente la presión impositiva sobre sus competidores.

“Queremos igualdad para competir”, pedía Javier Bolzico, presidente de Adeba, la cámara que agrupa a las entidades de capital nacional, en un evento con periodistas en julio del año pasado. “La cancha está inclinada para las fintech“, agregaba.

Por otro lado, La Bancaria, el gremio comandado por Sergio Palazzo, aprovechó el “río revuelto” para solicitarle al Central el reencuadramiento de todos los trabajadores del sector fintech.

El gremio se reunió el pasado 31 octubre con la Cámara Fintech: si bien el objetivo de los anfitriones era “conocerse”, lo cierto es que no hubo demasiados avances.

Más bien, cada sector se mantuvo inamovible en su postura. Palazzo anticipó su firme intención de “encuadrar a todos” los empleados que realizan tareas bancarias en las fintech y los CEO duplicaron la apuesta. Ahora, con nuevo directorio en el BCRA, el sindicalista va por todo.

Qué dijo el Central

El principal punto de la nueva regulación establece que los fondos de los clientes acreditados en cuentas de pago ofrecidas por los PSP deberán encontrarse en cuentas a la vista, en pesos, en entidades financieras del país y, en todo momento, disponibles con carácter inmediato ante su requerimiento, por un monto al menos equivalente al que fue acreditado en la cuenta de pago.

En otras palabras, el dinero de los usuarios se resguardará en cuentas corrientes, tal como adelantó iProUP. El objetivo del BCRA es garantizarse que el saldo que sus clientes tengan en un monedero virtual sea líquido y no se utilice por las fintech para obtener ganancias propias.

En esa línea, la Cámara Fintech se reunirá este martes con Pesce y le pedirá abrir esas cuentas en el Central, lo que llevará a las autoridades de la entidad a tener control sobre la disponibilidad de esos fondos.

Asimismo, los PSP podrán, a pedido de sus clientes, aplicar los saldos de las cuentas de pago en fondos comunes de dinero y se requerirá al PSP que los saldos invertidos se informen de manera separada del resto.

Esto no afectará a los Fondos Comunes de Inversión que ofrecen empresas como Ualá o Mercado Pago, ya que en estos casos las personas aceptan invertir en esos instrumentos para obtener una renta.

En este punto, el Central es claro: “Para la realización de transacciones por cuenta propia (pago de proveedores, pago de sueldos, etc.), los PSP deberán utilizar una cuenta a la vista “operativa” (de libre disponibilidad) distinta a la cuenta donde se encuentren depositados los fondos de los clientes”.

El comunicado que oficializó la regulación fue una bocanada de aire fresco para las fintech locales.

“En países donde se regula a las entidades de pago, con la intención de cuidar a los usuarios pero sobretodo con la idea de que crezca el mercado fintech, generalmente exigen que los saldos estén encajados al 100% en entidades. Es decir, no es una locura”, afirman desde un importante banco digital.

“Es más, para licencias de eMoney piden encajes de más de 100% en algunas jurisdicciones. No es descabellado en pos de desarrollar el mercado fintech“, agregan.

Otro ejecutivo, que cuenta en su currículum con más de una fintech, dispara: “El central se dio cuenta que el lobby bancario lo estaba llevando de la oreja a un lugar que no le convenía”.

En esa línea, destaca que los cambios “van en línea con los estándares internacionales” y “dan mayor seguridad a inversores extranjeros que quieran seguir invirtiendo en la creciente industria fintech argentina, como vimos hace poco con MercadoPago y Uala”.

Regulación “light” y el rol de la AFIP

¿Por qué se habla de una regulación “light”? Las fintech dieron el visto bueno a lo comunicado por el BCRA ya que quedaron fuera dos puntos que generaban malestar dentro de la industria.

Si bien se barajó prohibir la transferencia de dinero desde la CVU de una persona jurídica a otra CVU, y limitarlo a giros hacia cuentas bancarias, finalmente se dio marcha atrás.

Fuentes del Central explican a iProUP que si se obligaba a una empresa a hacer una transferencia a una CBU, “chocaba con la norma que las exime del impuesto cuando es el mismo titular de cuenta”

En su lugar, se abrió el juego para que actúe la AFIP, que será la encargada de gravar las CVU jurídicas con impuestos créditos y débitos, siempre que se trata de sujetos alcanzados por este tributo.

Un referente del sector fintech, con fuerte llegada dentro de la industria, señala a iProUP que “gravar esas transacciones parece más lógico que impedirlas, como trascendió en los últimos días”.

Sin embargo, advierte que la apuesta estratégica debe ser “beneficiar impositivamente los medios de pago digitales en detrimento del efectivo, que es el medio natural de la informalidad. Si le sumas retenciones y otros gravámenes incentivás el cash y la informalidad que acarrea”.

Otro punto que quedó fuera de la regulación fue delimitar qué es lo que pueden hacer las fintech para que su operatoria no sea considerada intermediación financiera. Desde el Banco Central revelan que se prefirió no definir en detalle qué actividades están alcanzadas y en su lugar se optó por aumentar los controles.

Así lo establece en la Comunicación A 6859: “Los Proveedores de Servicios de Pago (PSP) y los miembros de sus órganos de gobierno, administración y fiscalización, por los incumplimientos que se constaten respecto de las disposiciones previstas en esta comunicación, serán pasibles de la aplicación de las sanciones conforme a lo previsto en los artículos 41 y 42 de la Ley de Entidades Financieras y disposiciones concordantes”.

En caso de comprobar que una financiera digital está dando préstamos con sus depósitos y no con fondos propios, como dicen hacer, la decisión de Pesce es muy clara: iniciará sumarios, reclamará multas millonarias y hasta evalúa recurrir a las inhabilitaciones para que sigan operando.

Palazzo aprovecha la movida

Si bien se dispararon munición gruesa en varias oportunidades, Palazzo y Galperín compartieron un almuerzo organizado por la Cámara Argentina Fintech el 31 de octubre, tal como adelantó iProUP.

El convite se realizó en los mejores términos, pero en las últimas el líder bancario aprovechó la reunión de Directorio del Central que terminó fijando algunas regulaciones a las financieras digitales.

En una carta dirigida al Miguel Ángel Pesce, titular del organismo, establece 11 puntos básicos por los cuales las fintech deben ser reguladas como los bancos.

El punto más importante del listado es el 5, en el que argumenta que la Carta Orgánica de la entidad establece que el uso de fondos propios para colocar prestamos no es un impedimento “para exigir licencia previa cuando la envergadura del negocio y el volumen de las operaciones justifiquen la incorporación de la persona jurídica bajo el alcance de las disposiciones de la Ley de Entidades”.

El punto 6 agrega que la transformación que la tecnología permitió en las “plataformas financieras consiste en realizar operaciones de generación de créditos en base a transacciones digitales que favorecen el desarrollo de modelos de moneda endógena, abriendo un abanico más activo y amplio de formas de intermediación que trasvasan las modalidades clásicas”.

El escrito también remarca que las fintech deberían cumplir con “obligaciones y responsabilidades como la remisión de balances y estados contables, aspectos patrimoniales, exigencias de efecto mínimo, medidas mínimas de seguridad, normas mínimas de auditoría externa y controles internos vinculados con riesgo operacional”.

Por otro lado, Palazzo planea presentar ante el Ministerio de Trabajo una solicitud de encuadre gremial de todos los empleados fintech, que actualmente están afiliados al Sindicato de Comercio, salvo los puestos directivos que están fuera de en convenio.

“Los equipos técnicos están avanzando para hacer cuanto antes en la presentación”, había asegurado a iProUP el gremialista, quien agregó: “Los trabajadores fintech son bancarios, sencillamente porque realizan tareas bancarias”.

Además, había adelantado que “no sólo irá contra Mercado Libre” y que “la mayor facturación de la empresa de Galperin proviene de Mercado Pago y de Mercado Crédito”.

Para Palazzo, hay que separar a los empleados que realizan estas tareas (a quienes apunta a encuadrar), respecto de quienes se desempeñan en la plataforma de ecommerce, que podrán seguir en Comercio.

“Ahora vamos por todas las plataformas digitales que brindan servicios financieros. Iremos por la actividad, que cuenta con jugadores más chicos y más grandes”, aseguró el líder bancario a iProUP.

Ese documento fue trabajado por los siguientes expertos:

– El abogado Hernán Letcher

– La economista Julia Estrada

– Pedro Biscay, quien fuera nombrado como director en el BCRA por el ex Ministro de Economía Axel Kicillof y removido por decreto durante el macrismo

– El politólogo Eduardo Codianni, director y miembro fundador del Centro de Estudios de Integración Financiera

– El estudio jurídico de Héctor Recalde, abogado de la CGT y exdiputado del Frente para la Victoria

Este nuevo convenio no se está armando “a medida” de las fintech, sino que la idea es “extrapolar el de los bancarios, respetando el salario base, los bonos, la duración de la jornada laboral, las categorías y la carrera”.

Fuente: iProUp publicado 16/01/2020- Finanzas

Para profesionales: cursos cortos para quienes quieran ganar más y sumarse a la Industria del Conocimiento por iProUP

El sector de Economía del Conocimiento parece tener cierta inmunidad a los turbulentos vaivenes económico y se encuentra en un momento prometedor

Cada comienzo de año es una oportunidad para renovar las expectativas e iniciar nuevos proyectos. En un país que sufre las consecuencias de una crisis económica aguda, conseguir empleo es todo un desafío.

Según las últimas cifras del INDEC, la desocupación registró un nivel de 9,7% en el tercer trimestre de 2019, contra el 9% anotado en el mismo período del año previo.

Sin embargo, el sector de la Economía del Conocimiento permanece inmune a los turbulentos vaivenes de la economía. Más aun, atraviesa un presente prometedor: en los últimos cuatro trimestres, generó ingresos por u$s6.200 millones y ocupó a 445.000 personas.

“Con números conservadores, podríamos tener por lo menos 30.000 empleados más sólo en un año“, afirma a iProUP Luis Galeazzi, presidente de Argencon, cámara que reúne a empresas locales e internacionales de esta rama de actividad, quien pronostica que podría crecer al 5% anual.

Desde la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (CESSI) confirman a este medio que, con la ley aprobada, todo indica que arribarán aún más profesionales a una industria que reviste una particularidad: la demanda laboral supera ampliamente la oferta, siendo el déficit –por lo menos– de 5.000 puestos anuales.

En este contexto, las academias y casas de estudio ganan protagonismo en su rol de contribuir a una nueva generación de profesionales. Y en tiempo más cortos que el de las universidades, de modo tal de satisfacer rápidamente las necesidades de las compañías.

Sueldos y demanda

Cada año la CESSI realiza un informe en el que releva el nivel salarial de los profesionales que se desempeñan en este rubro. Del mismo se desprende, por ejemplo, que un programador senior percibe, en promedio, un sueldo de bolsillo de $75.000 mensuales, cifra que no incluye los aumentos 2020.

Además, las empresas ofrecen bonosmedicina prepaga y otros beneficios para retener a sus perfiles clave y minimizar el riesgo de que se vean seducidos por firmas del exterior, que ofrecen remuneraciones en dólares.

“Las necesidades son amplias. Hay miles de posiciones vacantes y no podemos apuntar solamente a quienes ‘ya saben algo’. Por eso intentamos conquistar a una audiencia nueva que busca insertarse y tener excelentes oportunidades laborales”, asegura Tomás Escobar, el CEO y fundador de Acamica, que ofrece cursos cortos con perfil 4.0.

Agrega que el contexto económico recesivo no afecta a la industria 4.0. Los salarios son muy competitivos y el conocimiento es “universal”, aplicable en cualquier lugar del mundo. “Definitivamente, le recomendaría a cualquier persona que se capacite a través de estos cursos cortos para ampliar su horizonte laboral y potenciar su profesión”, agrega.

Su plataforma ofrece actualmente cuatro modalidades:

– Desarrollo Web Full-Stack (programación web), que dura 7 meses

– Diseño UX/UI (interfaz y experiencia de usuario), con una cursada de 6 meses

– Ciencia de Datos, de 6 meses

– Frontend Avanzando, de 4 meses

Sus modalidades de enseñanza son semipresenciales: las clases no sólo se dictan online sino también en las oficinas de compañías como Mercado Libre o Globant. Asimismo, ofrece aprendizaje por proyectos, clases teóricas en video, capacitación con mentores y un certificado avalado por esas dos compañías.

“Lo importante es preparar a las personas para lo que el mercado está solicitando. Pagan por los cursos sabiendo que tendrán muy buena salida laboral”, afirma a iProUP Pablo Ferreiro, cofundador y responsable de ventas corporativas de CoderHouse.

Esta firma posee un formato 100% online dictado por expertos en vivo enfocado en diseño webmarketing digital (publicidad en redes, growth marketing, community management) y diseño (photoshop, interfaz y user experience). Su duración varía entre workshops de 1 semana, cursos de 2 meses y carreras de 9 meses.

CoderHouse ofrece hasta 70% de beca en cursos y acceso a proyectos freelance para que los estudiantes comiencen a ganar dinero antes de que termine el curso. Además, los ayuda en la elaboración de un currículum, con entrevistas pilotos, y los asiste en el armado de la marca personal y en las búsquedas laborales.

Desde otra firma de capacitación indican a iProUP que los cursos más populares son los que tienen que ver con programación integral. En particular, los que contemplan las principales tecnologías para Internet: Full-Stack Developer.

“Hay una correlación entre los perfiles más buscados y cursos más demandados. El mercado tiene necesidad muy grande por quienes sepan desarrollar front y backend“, agrega Sebastián Divisnky, socio fundador de Education IT.

Esta compañía ofrece cursos con una duración menor al año en lenguajes de programación, diversas variantes del diseño y operación de ciertas plataformas que duran entre 12 y 18 horas cátedra. También posee carreras cortas de un año y oficiales (como Analista de Sistemas) de tres años.

“En los cursos cortos, los alumnos desarrollan sus habilidades en un periodo de tiempo acotado; y hay una salida laboral garantizada debido a la  escasez de profesionales”, explica a iProUP Eduardo Juan Bruchou, Country Manager de Digital House Argentina y agrega que los cursos más demandados (por su salida laboral) son:

– Data Analytics
– Data Science
– Marketing Digital
– Programación Web Full Stack

Con mayoría de oferta de cursos de 4 meses de duración, desde Digital House agregan que también es importante replantear la forma de interactuar con los clientes. Para eso también tienen -además de cursos de programaciónciencia de datos, diseño y marketing digital– Programas Ejecutivos, enfocados en negocios.

“No solo impartimos conocimientos técnicos, sino que ponemos mucho énfasis en enseñarles a los alumnos cómo se trabaja hoy en las organizaciones, para que ellos puedan ser productivos desde el primer día”, explica el vocero

En el caso de estas tres academias digitales, están orientadas a personas que buscan redefinir su carrera profesional o sumar herramientas que les permitan progresar y ofrecer una “mirada digital” a sus compañías.

Además, estas organizaciones se relacionan de forma directa con las principales compañías del sector, como Mercado LibreGlobantIBMGoogleOracleDespegar, Accenture, entre otros, para recibir validación por parte de especialistas que se estén desempeñando en firmas de primera línea.

Pablo Listingart, Director Ejecutivo de Comunidad IT, una organización que busca formar talento joven y de sectores vulnerables en el mundo de la tecnología, asegura que un gran número de profesionales técnicos se “reinventan” con otras disciplinas tecnológicas.

“Los que eran administradores de servidores o de redes ahora se mudaron a posiciones de DevOps, que consiste en trabajar sobre servicios en la nube“, destaca Listingart.

Según cifras de Willis Tower Watson, los profesionales del área informática fueron los que tuvieron el mayor aumento salarial: cerca del 52% anual, incluso por encima de otros rubros como Finanzas, que arañó el 50%.

Además, de acuerdo con Comunidad IT, 76% de las empresas del rubro buscó incorporar perfiles tecnológicos durante 2019: de ese total, la gran mayoría (80%) declaró haber afrontado dificultades para lograrlo.

“El déficit de profesionales es muy grande en relación al mercado y potencial de crecimiento, pero al mismo tiempo no lo es si se toma como referencia otros mercados, donde ese faltante de personal se cuenta en cientos de miles”, acota Listingart.

En su visión, cada vez más compañías se interesan en digitalizarse y para esto buscan capacitar al personal. “Notamos un interés muy grande de las empresas por enmarcarse dentro de esta nueva normativa de la Ley de Conocimiento. Exploran todo tipo de posibilidades de capacitaciones”, confía Divisnky.

En esta sintonía, los voceros de Acamica y CoderHouse coinciden en que demanda de cursos y alumnos se duplicará en 2020, si bien los primeros meses habrá cautela mientras las empresas se acomodan a la regulación de la ley y el escenario político y económico. Además, los perfiles relacionados con la tecnología encuentran grandes oportunidades para trabajar de manera freelance para firmas del exterior.

“Es muy atractivo y te permite trabajar de forma remota y ganar muy bien. Solo es cuestión de tener ciertas habilidades para responder a los intereses de firmas del exterior”, explica Ferreiro.

De cara al 2020, en el sector creen que la demanda dependerá de las próximas acciones del Gobierno y de cómo puedan afectar, positiva o negativamente, a los distintos sectores.

“Será un año muy desafiante por la situación económica nacional. Si bien las encuestas indican que las empresas no están muy proactivas para contratar nuevos empleados, en Digital House notamos que las organizaciones continúan demandando perfiles digitales, tanto para el mercado local como internacional”, suma Bruchou.

“El mercado será más cauto, y crecerá a un ritmo similar al de los últimos 3 o 4 años, pero quizás con un poco más de aversión al riesgo relacionado con las modificaciones del contexto”, sintetiza Listingart.

En este escenario, los cursos para desarrollar habilidades digitales permiten asegurar la apuesta: no sólo son los conocimientos más demandados a nivel local atados a  interesantes remuneraciones, sino que siempre está la oportunidad de trabajar para el exterior y ganar en dólares.

Fuente: iProUP publicado 21/01/2020-Economía Digital

MINISTERIO DE DESARROLLO PRODUCTIVO Resolución 30/2020

Resolución 30/2020

Que mediante la Ley Nº 27.506 se creó el “Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento”, que rige en
todo el territorio de la REPÚBLICA ARGENTINA y que tiene como objetivo promocionar actividades económicas
que apliquen el uso del conocimiento y la digitalización de la información apoyado en los avances de la ciencia y de
las tecnologías, a la obtención de bienes, prestación de servicios y/o mejoras de procesos

 

Descargar Completa: Resol-2020-30-APN-MDP

 

Los créditos online buscan estimular la inclusión en el país.

A veces las personas no tienen acceso al sistema financiero por los reportes negativos en las centrales de riesgo, por mencionar un ejemplo. No obstante, gracias a las nuevas tecnologías, hay entidades bancarias que ofrecen servicios a los que se puede acceder con facilidad e incluso tener beneficios.

Muchos usuarios sufren a la hora de encontrar la aprobación de un crédito, por medio de una entidad financiera, que les sirva como vehículo para alcanzar alguna meta. La razón principal es porque no tienen un perfil adecuado para acceder a estos préstamos.

En el país existen varias entidades calificadas como centrales de riesgo que se encargan de monitorear el comportamiento financiero que tienen las personas con todas sus obligaciones financieras. Entre esas entidades se encuentran Datacrédito, TransUnion, CIFIN y Computec.

Pero lo que hay que tener en cuenta es que, aunque una persona tenga reportes negativos en su historial crediticio, ésta no debería ser la única variable para determinar si una entidad financiera otorga un crédito o, por el contrario, lo rechaza, de acuerdo con lo que estipula la Ley 1266 de 2008 de Habeas Data.

Por esta razón y en pro de la inclusión financiera en Colombia, además de responder a las nuevas alternativas que trae la banca digital, muchas entidades financieras (bancos, cooperativas, Fintech y demás) han optado por crear productos y servicios ‘más flexibles’ que se ajusten a las necesidades y perfiles de este público determinado.

De esta manera, se les da una nueva oportunidad a los llamados ‘reportados’ con la adjudicación de créditos online.

Para el Banco de la República la inclusión financiera es un proceso de integración entre los servicios financieros y las actividades cotidianas de la población. “Esa inclusión puede contribuir de manera importante al crecimiento económico en la medida en que permita reducir de manera efectiva los costos de financiación, aseguramiento y manejo de los recursos, tanto para las personas como para las empresas”, indica la autoridad monetaria colombiana.

Sin embargo, pese a que estos productos online les permiten a las personas acceder a créditos de una forma rápida, aboliendo, en un alto porcentaje, la necesidad de presentar documentos en una sucursal física, hay que evaluar las tasas de interés de estos productos, que pueden ser más altas si se comparan con los créditos tradicionales. En promedio, estas tasas podrían estar oscilando entre un 12,89% y hasta un 51,28% (aproximadamente).

Por esta razón, la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) hace énfasis en que para aceptar o rechazar este tipo de préstamos es necesario que las personas se aseguren de las condiciones en las que se adjudican estos dineros.

“Asegúrese de conocer la información correspondiente a los créditos ofrecidos por las entidades en cuanto a condiciones generales de la operación, derechos y obligaciones; verifique si se adaptan a sus necesidades de financiación y tome decisiones con conocimiento de causa. Lea detenidamente antes de firmar y asegúrese, de que el contrato de crédito mediante el cual usted formalizará su relación con la entidad, se ciña a las condiciones solicitadas y discutidas, tales como tasa de interés, monto, plazo, valor de la cuota, fechas de corte y de pago, y sanción por pago anticipado. Una vez firmado, solicite y conserve las copias de todos los documentos suscritos”, sugiere la entidad de control financiero.

Entre tanto, para el Banco Mundial “poder tener acceso a una cuenta de transacciones es un primer paso hacia una inclusión financiera más amplia, ya que permite a las personas guardar dinero, enviar y recibir pagos. Una cuenta de transacciones también puede servir como puerta de acceso a otros servicios financieros. Por ello, garantizar que las personas de todo el mundo puedan tener acceso a una cuenta de transacciones es el centro de atención de la Iniciativa de Acceso Universal a Servicios Financieros para 2020 (UFA2020) del Grupo Banco Mundial (GBM)”, resalta la entidad económica.

De acuerdo con la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria) “los últimos diez años han sido de importantes avances en materia tecnológica y el sector financiero no ha sido ajeno a esta dinámica. Las Fintech han revolucionado la manera cómo se prestan y ofrecen servicios financieros en el mundo, facilitando el desarrollo de nuevos productos innovadores que antes estaban lejos de ser parte de nuestra cotidianidad, pero hoy son una realidad”.

Gracias a estos nuevos movimientos en la banca, “la inversión en innovación financiera en América ha crecido exponencialmente en la última década alcanzando un volumen de más de US$44 billones en 2017”, según lo reveló el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

LOS PRODUCTOS

La banca colombiana ha entendido la necesidad de sus clientes. Por eso, ha venido transformándose de manera continua buscando digitalizar sus productos financieros tradicionales. Es por ello que diversas entidades financieras han hecho una gran apuesta a la transformación digital: el Banco de Bogotá ha invertido US$100 millones; Scotiabank, US$225 millones; BBVA, US$30 millones y Bancolombia, más de US$7 millones anuales. Así es como Colombia, conforme con el informe de Finnovista, ocupa el tercer lugar en el ecosistema de innovación financiera de la región, con un crecimiento de 45% en el número de Fintech startups, en año y medio.

Por esta razón, aunque los créditos en línea son mucho menos dispendiosos que los que se pueden gestionar en una oficina tradicional, los bancos sí han fijado algunos requisitos básicos y necesarios para determinar el perfil de la persona a la que se le va a prestar dinero.

Algunos bancos ofrecen préstamos con una tasa de interés de 25,34% para un crédito de libranza digital; aquí es necesario que el cliente pueda demostrar que tiene ingresos iguales o superiores a un salario mínimo mensual legal vigente (SMMLV), también que tenga un vínculo laboral soportado en un contrato de trabajo indefinido, desde al menos seis meses. En cambio, para las personas que tienen un contrato a término fijo, el requisito pide que, al menos, se lleven 12 meses bajo esta modalidad.

Si se habla de los créditos de libre inversión o de consumo, que generalmente están entre los $2 millones y los $10 millones, es importante que el consumidor soporte ingresos iguales o superiores a 1,5 SMMLV y que las cuotas pactadas estén entre los 24 y los 72 meses, como plazo máximo.

Por otra parte, hay otras entidades bancarias que han empezado a ofrecer esta modalidad de productos virtuales a  los clientes que han tenido un buen comportamiento de pagos. Dependiendo de su perfil y movimientos, las entidades aprueban préstamos o tarjetas de crédito desde $200.000 hasta los $7’000.000 con un solo clic.

Por el lado de las Fintech, hay muchas que también se dedican a ofrecer esta modalidad de crédito. Varias de ellas reportan más de un millón de solicitudes de crédito por medio de sus plataformas 100% digitales y con cero costos para la persona que los solicita.

En este caso también es necesario cumplir con algunos requisitos simples como: mayoría de edad, residencia en Colombia, una cuenta de ahorros o corriente a nombre del titular del crédito, un número de celular y una dirección de correo electrónico.

En la mayoría de las ocasiones estas empresas digitales otorgan microcréditos que van desde los $150.000 hasta un máximo de $2.000.000. Y sus plazos también varían a una duración de máximo seis meses con una tasa de interés efectiva anual del 25%.

La ventaja de estas alternativas es que el tiempo de respuesta es corto y, en el caso de que la solicitud sea aprobada, el dinero es consignado en la cuenta del titular que hizo la solicitud del crédito, que generalmente es de máximo un día hábil.

También hay otras entidades que ofrecen dos tipos de crédito con una de las tasas más bajas, 12,89% en promedio para este segmento. Así el usuario puede solicitar hasta $850.000 para pagarlos en máximo 30 días o solicitar entre $300.000 y $2.000.000 para pagarlos entre tres y doce meses. En este caso es imperativo que, para que la solicitud resulte viable, el cliente no sea menor de 21 años, tenga cédula de ciudadanía vigente y demostrar que tiene ingresos. Hay que decir que la postulación, que se hace por medio de un portal web, incluye un estudio gratuito que no requiere de intermediarios.

Erick Rincón, presidente ejecutivo de Colombia Fintech, destacó que “las Fintech no suponen una sustitución de la banca en general, la complementan, le traen innovación. Ahora bien, hay segmentos como el crédito digital para empresas donde la transformación digital supone nuevos jugadores que entran a competir con las entidades financieras tradicionales; por lo tanto, es posible aceptar que la banca tradicional tendrá nuevos competidores los cuales entran a suplir las dificultades a las que tienen que enfrentarse los usuarios en la banca tradicional”.

Y agregó que “lo que realmente se viene como competencia directa son las bigtech. En otras jurisdicciones comienza en 2020 la apertura de cuentas corrientes”.

Para Asobancaria, en el futuro cercano seguirán existiendo oficinas bancarias, que para el gremio bancario tienen un papel muy importante dentro del ecosistema financiero “por ser uno de los principales canales de contacto directo con el cliente. El país, al tercer trimestre del 2019 contaba con 5.600 sucursales bancarias, dentro de las cuales el Banco Agrario tiene una enorme participación con casi 800. La presencia regional del sector financiero se mantendrá y según el caso, esta se consolidará”.

La agremiación de los bancos que operan en el país asegura que “ya estamos viviendo esta transformación. Gracias a la modificación de la circular 093 de 2010, a partir del primero de enero de este año, en las oficinas bancarias de Colombia, se estará permitido el uso de dispositivos móviles (celulares, tabletas, entre otros) con el fin de incrementar las transacciones digitales con el acompañamiento del personal en las mismas oficinas. De esta manera, las sedes bancarias se van a transformar para prestar servicios digitales a los clientes y para ayudarlos a realizar sus operaciones mediante dispositivos móviles”.

El impulso de las nuevas tecnologías ha aportado a que los usuarios financieros ya no solo se acerquen a los bancos a para hacer una consignación bancaria o una transacción tradicional, sino que, gracias a los cambios digitales, empezarán a buscar soluciones por medio de las nuevas plataformas que ayuden a mejorar su calidad de vida, como en este caso, los préstamos y créditos digitales para personas que, en algún momento, tuvieron un reporte negativo en las centrales de riesgo.

 

Fuente: Colombia Fintech publicado 16/01/2020

El Gobierno frena ventajas a Mercado Libre y todo el sector de la Economía del Conocimiento cae en la “volteada” Por iProUP

Las empresas del sector admiten su bronca por la medida, mientras el Gobierno busca enmendar la ley para evitar “incompatibilidades”

Un “silenzio stampa” general dominó a la industria 4.0 luego de que en el Boletín Oficial se confirmara la suspensión de la aplicación de la Ley de Economía del Conocimiento. Sin embargo, ese mismo silencio puede transformarse en un sonido peligroso para el Gobierno de Alberto Fernández.

La medida, que pone en stand-by los beneficios para empresas que exportan servicios basados en tecnología contemplados en la Ley 27.506 aprobada en octubre de 2019, prendió las luces de alerta en uno de los sectores más pujantes del sector productivo argentino.

Se trata, en rigor, de un verdadero peso pesado: los servicios profesionales exportan u$s6.000 millones por año, lo que representa un 8% de las exportaciones totales y lo transforma en el tercer sector en ventas al exterior, luego del complejo sojero y la industria automotriz.

El “No comments” oficial de muchas firmas del sector fue, en “off”, una verdadera catarsis respecto de una decisión oficial que muchos anticipaban y que generó una ola de malestar ineludible.

“Bronca”, “incertidumbre” y hasta un maradoneano “nos cortaron las piernas” fueron los comentarios por lo bajo de algunos de los empresarios tech más importantes del país, que prefirieron guardar la munición pesada en las redes sociales para no confrontar directamente con el Gobierno y evitar eventuales “apercibimientos”.

Se trata de un partido largo, 2023 queda todavía lejos en el tiempo, y muchos apuestan en “on” a la diplomacia para no perder beneficios ya ganados y no arrancar con el marcador en contra desde el pitazo inicial.

De todas maneras, no ocultaron su fastidio puertas adentro. Según pudo averiguar iProUP, las quejas se centraron en lo intempestivo de la medida, ya que obstaculiza el desarrollo de proyectos ya encarados y pone a toda la industria en un limbo que dificulta su accionar inmediato.

“La medida tiene nombre y apellido: Mercado Libre y Globant”, dispara una fuente familiarizada con el nuevo borrador que, por estas horas, se está redactando en la Casa Rosada.

Esta mirada es compartida por muchos en el ambiente, ya que se buscaría limitar el poder de fuego de las grandes empresas del sector y evitar así las prebendas. En este punto, advierten con enojo desde el sector 4.0: “Le quieren pegar a Galperín, pero caemos todos en la volteada”.

Modificaciones

Sin demasiadas precisiones, desde el oficialismo señalan a iProUP que “filosóficamente, estamos de acuerdo con la ley, está en el sentido correcto”, pero aclaran que empezaron “a estudiar la reglamentación y surgieron un montón de dudas que podían generar equívocos”.

“No hay diferencias sustanciales en el tratamiento entre pequeñas, medianas y grandes. Se está trabajando sobre la reglamentación”, remarca la fuente y adelanta que la nueva versión estará lista en las “próximas semanas”.

Otro de los puntos que se analizan consiste en ajustar el filtro para que los sectores que se incentiven respondan al espíritu de la ley. “Una cervecería artesanal desarrolla tecnología y conocimiento. Si no lo reglamentás, puede entrar. No es el objetivo”, ejemplifica.

Además, indica que los equipos técnicos del Gobierno ya anunciaron los cambios a los principales jugadores de la industria, aunque prefirió no dar nombres de las firmas contactadas.

Sin embargo, una persona que leyó el borrador que se está analizando en la Rosada remarca que el Gobierno evalúa cortar la “canilla libre” de ventajas impositivas y ajustarlas en base a dos vectores:

– Tamaño. “Hay un criterio de injusticia: le da los mismos beneficios a Mercado Libre que a una startup de tres personas. La vamos a hacer progresiva: que las exenciones se apliquen según el tamaño de la empresa”

– Valor agregado. “A la empresa que produce un commodity, como un ecommerce, no se le pueden dar los mismos beneficios que a una que desarrolla una solución de biotecnología o un software único”

De esta forma, una revisión de la Ley abarcaría escalas sobre el Impuesto a las Ganancias: el 15% que estipula la norma original será el mínimo que quedará reservado a firmas que cumplan con los puntos anteriores. Lo mismo ocurriría con el resto de incentivos.

Con respecto a una posible modificación de la norma, las fuentes aseguran que con la nueva reglamentación de la Ley de Economía del Conocimiento quedarían saldadas las “incompatibilidades”.

En caso contrario, se podría enviar una nueva ley, lo cual “dependerá de la agenda legislativa”, por lo que podría tratarse en sesiones extraordinarias o que el Gobierno lo “vaya manejando con resoluciones hasta que salga una nueva norma”.

Las críticas

En el sector emprendedor, remarcan que “la ley tiene diferenciación entre Pymes y grandes empresas”, aunque advierten que “ponerle límites a las grandes firmas no tiene sentido, porque son las que más invierten y generan más empleo”.

“Son capitales que se van a otros países: en dos minutos se relocalizan”, destacan, al tiempo que señalan que “no tiene sentido ir contra Mercado Libre, la empresa más importante de la Argentina”.

También señalan que este “parate” para la entrada en vigencia de la ley fue “propyme” y beneficia a aquellas regiones donde “no existen condiciones para el agro o la explotación de recursos naturales”.

Y reprochan que se los venture capital internacionales perderán el entusiasmo en la Argentina y ahora dudan de invertir en el país ante “el cambio de las reglas de juego”.

El clima de incertidumbre tiene “pronóstico extendido”: en la medida en que el Gobierno no apure la salida de la nueva reglamentación, más crecerá el malestar de las empresas. Si se decide ir por el camino de una nueva ley, el panorama es aún más sombrío: su promulgación puede demorar meses o años.

“Hay mucha preocupación. Se deja sin efecto la reglamentación, pero no se dice cuándo estará la nueva. Muchas firmas creían que entraban en el registro e iban acceder al beneficio de $17.000 de mínimo no imponible por empleado de contribuciones patronales. Pero con la Ley de Solidaridad pasó a $7.000. Esperaban a tener ese bono y ahora no lo tendrán”, señala a iProUP Sebastián M. Domínguez, del estudio SDC Asesores Tributarios.

“Como las empresas no se pueden inscribir, no se sabe cuándo van a tener la reducción de la alícuota de Ganancias del 15%, el certificado de no retención de IVA y el descuento por el crédito de impuestos análogos retenidos en el exterior”, agrega.

Tensa espera

Mientras tanto, en “on”, las grandes empresas del sector apuestan a la diplomacia. Se esperan nuevas reuniones con el Gobierno en las próximas semanas para ultimar detalles y acercar posiciones que eviten una escalada en el conflicto. Las cámaras del sector, a su vez, se expresaron con cautela y aclararon la necesidad de potenciar al sector Pyme.

La Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos de Argentina (CESSI) confirmó a iProUP que está trabajando con la Subsecretaría de Economía del Conocimiento del Ministerio de Desarrollo Productivo en “la generación de alternativas superadoras a la Ley de Economía de Conocimiento que se plasmen en modificaciones a la normativa”.

La entidad hace hincapié en “fortalecer el mercado interno, en especial la competitividad de las pequeñas y medianas empresas”.

En la misma línea se pronuncia la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL): “A medida que nos íbamos interiorizando sobre la reglamentación de la ley nos dábamos cuenta de que muchas empresas quedaban excluidas”.

“Todo lo que propiciaba para las Pymes quedaba anulada automáticamente por algunas exigencias. Sobre todo, porque para el gobierno anterior, solo había dos tipos de empresas: la grande o la startup. Las dos son importantes, pero hay un tercer grupo, que es el de las empresas que quieren transformarse”, subrayan a iProUP desde la entidad.

Por ahora, ambos dan el visto bueno a la revisión de la reglamentación, pero advierten algo que ya es una verdad de perogrullo: una eventual suspensión de la Ley sería un grave retroceso de consecuencias imprevisibles.

La Ley del Conocimiento

Se trató de un tema que saltó grieta, al menos hasta ahora. En mayo, el Senado había promulgado por unanimidad a la Ley de Economía del Conocimiento, luego de haber sido votada por amplia mayoría (182 a 2) en Diputados.

En octubre, 10 días antes de las PASO, el entonces presidente Mauricio Macri había reglamentado la norma de promoción para que el sector genere ventas al exterior por u$s15.000 millones, una cifra similar al agro, que concentra el 25% de las exportaciones.

Para ello, planteaba otorgar los siguientes beneficios:

– Estabilidad fiscal para las empresas que se inscriban en un registro especial, sin que aumente su carga tributaria” durante el régimen. Incluía tasas y aranceles de importación y exportación

– Reducción de cargas sociales: por cada asalariado, recibirían una detracción equivalente al mínimo no imponible previsto en la Reforma Tributaria ($17.500)

– Bono de crédito fiscal: transferible por única vez, equivalía a 1,6 veces el monto de las contribuciones patronales para abonar anticipos o saldos de declaración jurada de Ganancias e IVA

– Este bono era mayor si los empleados poseen un doctorado: dos veces el monto de las contribuciones patronales correspondientes, por 24 meses desde su contratación

– Alícuota reducida de Ganancias: 15% si mantenía el personal y no estaban alcanzados por retenciones ni percepciones de IVA

Para ello, las firmas debían reunir los siguientes requisitos:

– Invertir al menos el 3% de sus ingresos en investigación y desarrollo

– Exportar, como mínimo, una cifra equivalente al 13% de su facturación

– En el caso de servicios profesionales, ese porcentaje se eleva al 45% (Pymes) y al 60% (grandes empresas)

– Destinar como mínimo el 8% de su masa salarial a la capacitación de los empleados

– Acreditar una mejora continua de la calidad de sus productos, servicios y procesos mediante una norma de certificación

Durante las próximas semanas, las empresas del Conocimiento estarán atentas a lo que ocurra con una ley clave no sólo para la generación de 500.000 puestos en la próxima década, sino también para el ingreso de dólares que darían oxígeno a una economía que lleva tres años de recesión.

Fuente: iProUP publicado 21/01/2020