Lunes, 21 de septiembre de 2020

JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS SECRETARÍA DE INNOVACIÓN PÚBLICA -Resolución 68/2020

CONSIDERANDO:
Que la Ley Nº 25.506 y modificatoria legisló sobre la firma electrónica, la firma digital, el documento digital y su
eficacia jurídica, estableciendo disposiciones relativas a los componentes de la Infraestructura de Firma Digital de la
REPÚBLICA ARGENTINA.
Que el Decreto Nº 182 del 11 de marzo de 2019, reglamentario de la ley antes citada, reguló el empleo de la firma
electrónica y la firma digital y su eficacia jurídica, asignando competencias a la Autoridad de Aplicación para
establecer determinados actos y procedimientos.
Que la Resolución de la (ex) SECRETARÍA DE LA GESTIÓN PÚBLICA de la JEFATURA DE GABINETE DE
MINISTROS N° 227 del 21 de octubre de 2010 otorgó la licencia a la OFICINA NACIONAL DE TECNOLOGÍAS DE
INFORMACIÓN para operar como Certificador Licenciado y aprobó la “Política de Certificación para Personas
Físicas de Entes Públicos, Estatales o no Estatales, y Personas Físicas que realicen trámites con el Estado” de la
Autoridad Certificante de dicha OFICINA NACIONAL DE TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN – AC ONTI.
Que la Resolución de la (ex) SECRETARÍA DE MODERNIZACIÓN ADMINISTRATIVA N° 2 del 14 de enero de
2019 aprobó la “Política Única de Certificación v3.0” para la Autoridad Certificante de la OFICINA NACIONAL DE
TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN AC ONTI

Descargar completa Resolución 68-2020

Miércoles, 16 de septiembre de 2020

JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS SUBSECRETARÍA DE GOBIERNO ABIERTO Y PAÍS DIGITAL Disposición 13/2020 y anexo

CONSIDERANDO:
Que por el Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 7 de fecha 10 de diciembre de 2019, se modificó parcialmente la
Ley de Ministerios Nº 22.250 (texto ordenado por Decreto N° 438/92 y sus modificatorios) estableciéndose las
competencias de la Jefatura de Gabinete de Ministros, entre otras.
Que por el Decreto N° 50 de fecha 19 de diciembre de 2019, se aprobó el Organigrama de Aplicación de la
Administración Nacional centralizada hasta nivel de Subsecretaría, creándose, entre otras, la SECRETARÍA DE
INNOVACIÓN PÚBLICA dependiente de la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS DE LA NACIÓN,
estableciéndose dentro de sus objetivos los de “diseñar, proponer y coordinar las políticas de innovación
administrativa y tecnológica del ESTADO NACIONAL en sus distintas áreas, su Administración central y
descentralizada, y determinar los lineamientos estratégicos y la propuesta de las normas reglamentarias en la
materia y entender en el diseño de las políticas que promuevan la apertura e innovación y el gobierno digital, como
principios de diseño aplicables al ciclo de políticas públicas en el Sector Público Nacional”.
Que mediante el citado Decreto N° 50/19, se creó la SUBSECRETARÍA DE GOBIERNO ABIERTO Y PAÍS DIGITAL
dependiente de la SECRETARÍA DE INNOVACIÓN PÚBLICA DE LA JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS,
teniendo entre sus objetivos el de asistir en el desarrollo y coordinación de las políticas que promuevan la apertura
e innovación y el gobierno digital y desarrollar y coordinar las políticas, marcos normativos y plataformas
tecnológicas necesarias para el gerenciamiento de la información pública.

descargar completa Disposicion 13-2020

Descargar completa anexo -13-2020

Viernes, 11 de septiembre de 2020

Billeteras digitales, créditos fintech y bitcoins: en exclusiva, las regulaciones que lanzará el Banco Central

Un director de la entidad afirma que las fintech facilitan la vida de la gente pero se debe evitar que conlleven maniobras de lavado de dinero

El uso de billeteras virtuales, monedas digitales y fintech se disparó por la propia dinámica de la pandemia, las restricciones cambiarias y la crisis económica que viene “arrastrando” la Argentina.

Al ser actividades altamente desreguladas, son observadas con mucha sospecha por autoridades monetarias y de control del lavado de dinero. En virtud de ello, Zenón Baigosch, director del Banco Centralanticipa a iProUP que la entidad lanzará regulaciones que, todo indica, generarán más de una polémica.

Según el directivo, existen “tres sub-universos” en mundo de las finanzas virtuales y altamente desreguladas. En este marco, las normativas fijarán requisitos para evitar que se transformen en vehículos de delitos.

El Baigosh anticipa tres clases de regulaciones que se vienen para las fintech y las billeteras virtuales, que las asemejarán más a los bancos en su funcionamiento:

  • Normas de gobierno societario
  • Procesos de control interno
  • Gestión de riesgo

“Se trata de regulaciones que aseguren que estamos en pos de la transparencia“, afirma a iProUP. Además, Baigosh recalca que si bien las fintech no son sujetos obligados en materia de lavado de dinero por ley, esa falta de legislación no implica que el Banco Central no pueda aplicar otro tipo de medidas que asegure la transparencia.

Bajo la lupa

Pese a que las fintech no son consideradas entidades financieras, el funcionario justifica la próxima intervención del BCRA, ya que la normativa interna le permite actuar en otros ámbitos si el volumen de las operaciones así lo aconseja.

Y subdivide ese universo no bancario en los siguientes rubros:

  • 1. Dadores de crédito. Hay 288 registrados que van desde mutuales a sociedades de responsabilidad limitada y personas humanas. Su característica es que se apalancan en el sistema

“Hay muchos no registrados porque no utilizan crédito bancario para funcionar. A éstos, entre los que se registran fintech, se dirigirá el cambio normativo“, anticipa Baigosch.

Estas prestamistas crédito asisten a 4 millones de personas con 8% de los saldos de crédito que otorga el segmento formal bancario. Se caracterizan por el pago regular promedio alto y tasas de interés también bastante elevadas.

El Gobierno pondrá la lupa sobre las fintech para evitar lavado de activos

El Gobierno pondrá la lupa sobre las fintech para evitar lavado de activos

Baigosch remarca que ya hay normativa del Banco Central y la Unidad de Información Financiera (UIF), pero adelanta que la autoridad monetaria seguirá ajustando con más regulación.

  • 2. Mundo fintech. Así agrupa Baigosch a los más de 200 actores, según la cámara que las agrupa. Afirma que dan servicios muy hetérogenos y que es un segmento muy desregulado. Además, critica que algunas reportan información al Central, pero son muy pocas.

“Estas empresas exigirán un esfuerzo muy grande de supervisión por parte del Banco Central y la UIF”, enfatiza.

  • 3. Proveedores de Servicios de Pago (PSP) y billeteras virtuales. Baigosch reconoce que a este sector el Gobierno ya lo reguló mucho más, pero remarca que “es un segmento bastante más concentrado“.

El directivo anticipa que estos son “los tres puntales a los que se dirigirán las regulaciones”, ya que “facilitan la vida de la gente, como en estas épocas de Covid, pero esto no debe conllevar una mala utilización que implique maniobras de lavado”.

Ante la consulta, Ignacio Plaza, presidente de la Cámara Fintech, señala a iProUP:  “Las regulaciones, per se, no son algo malo, pero tienen que estar bien diseñadas y no deben significar un riesgo para el sistema. Según como se hagan, pueden dar seguridad y confianza en los negocios -facilitando su expansión- o trabarlos y disminuir la oferta“.

Para el directivo, todo dependerá de la implementación, y reconoce que los reguladores tienen siempre autonomía para emitir normas en forma unilateral.

Cómo se lava dinero cripto

Los activos digitales son una gran herramienta de inclusión financiera que permiten la realización de distintos tipos de operaciones completamente legítimas”, señala Jorge Litvin, del Estudio Nercellas. “Sin embargo – añade- al igual que con el dinero físico, también pueden ser utilizados con fines ilegítimos, y lo cierto es que han facilitado la ‘empresa del delito'”.

Por ejemplo, a las víctimas de secuestros de sistemas y datos informáticos (modalidad conocida como ransomware) se les exige en concepto de “rescate” una suma de criptomonedas a ser transferidas a una dirección específica.

A nivel local, Telecom o la Dirección Nacional de Migraciones fueron víctimas de este tipo de ataques en los últimos días.

A su vez, los activos digitales son la moneda de cambio en los mercados clandestinos de la “Dark Web“, en las que se compran y venden bienes y servicios ilegales como drogas, armas, software para ejecutar otros ataques o bien los propios criminales ofrecen su servicio de ataque contra objetivos determinados.

Todo el dinero obtenido, producto de esos ataques o de la venta de bienes y servicios ilegales es, “dinero sucio“, y para poder aprovecharlo tienen que limpiarlo. Para ello, utilizan distintas técnicas de lavado tendientes a que aparenten ser de origen legal, indicó Litvin.

Según Litvin, se eligen estos activos son elegidos porque “son descentralizados (no son regulados por el Estado), las operaciones son irreversibles y, fundamentalmente, la trazabilidad de las transacciones es mucho más complicada, con lo cual el anonimato y la consecuente impunidad está casi garantizada”.

Además hay que considerar que divisas como Bitcoin permiten la creación instantánea de nuevas direcciones que, a diferencia de las cuentas bancarias, no requieren del registro obligatorio de información personal.

A diferencia del dinero que se intercambia en operaciones en las que intervienen entidades financieras, las divisas virtuales se transfieren entre particulares utilizando direcciones virtuales especificas. Estas transacciones quedan registradas en un libro contable público y verificable, conocido como la blockchain.

Pero independientemente de ese registro, las direcciones no están registradas a título personal (a diferencia de las cuentas bancarias) y cada una en sí misma actúa como un identificador único y solo el propietario que tiene los datos de inicio de sesión en la billetera (claves pública y privada) del criptoactivo puede acceder a la cuenta.

Esto quiere decir que no hay nombres conectados a la dirección ni a la “billetera”. “A esto hay que sumarle que los criminales usan navegadores como Tor en combinación con una red privada virtual (VPN), lo que les permite impedir el rastreo y geolocalización desde donde operan para lavar”, puntualiza Litvin.

El mecanismo

Según Litvin, en la Dark Web se ofrecen diferentes servicios ilegales, muy difíciles de detectar por las autoridades:

  1. Los mixers o “mezcladores”:  plataformas que brindan una dirección recientemente generada para que el cliente haga el depósito del dinero “sucio”
  2. Vuelven a transferir esa suma (descontando su comisión por servicio) dividida en varias operaciones, separadas en el tiempo y con montos aleatorios, cuyo destino son múltiples direcciones Bitcoin aportadas por el cliente
  3. Cuando el mezclador hace esas operacionesgarantiza que las monedas que transfiere son distintas a las recibidas del cliente
  4. Una vez que el criminal tiene Bitcoins “limpios”debe convertirlos en dinero fiduciario para utilizar los fondos. Esto se lo hace a través de exchanges (casas de cambio).

Estos servicios funcionan como plataforma de salida y se utilizan sistemas como PayPal o Western Union para que los fondos lleguen en la divisa deseada. El Exchange cobra un porcentaje por cambiar los Bitcoins y transferirlos en la moneda seleccionada.

  1. Con el dinero en PayPal se puede operar o retirarlo a través de plataformas como Western Union, que permiten recuperarlo de forma relativamente anónima.

“Ese sistema bien ejecutado, sin cometer errores por parte de alguno de los intervinientes en la operación, hace prácticamente imposible la trazabilidad en una investigación”, concluye Litvin.

Fuente: iProUP publicado 11/09/2020.-

Miércoles, 19 de agosto de 2020

Mercado Pago, Google, Facebook y un gigante chino quieren “comerle” todo el negocio a los bancos: lo que viene por iProUp

Más allá de que estas compañías son los líderes en sus segmentos, tienen algo en común: están desarrollando sus verticales para el negocio financiero

En estos días, el mundo vivió una situación histórica: los cuatro “popes” de la tecnología global declararon ante el Congreso de Estados Unidos para responder ante diversas acusaciones sobre prácticas monopólicas y maniobras desleales, entre otros temas.

Debido a la pandemia, los CEO Jeff Bezos (Amazon), Sundar Pichai (Google), Tim Cook (Apple) y Mark Zuckerberg (Facebooktuvieron que decir presente en un banquillo virtual en una audiencia que duró cinco horas.

Allí debieron escuchar cómo los legisladores los acusaban de destruir empleos, arruinar negocios, encarecer precios, desanimar a otros emprendedores, amenazar la privacidad, censurar la libertad de expresión de los usuarios o manipular elecciones.

Esta discusión no es nueva y tiene sustento en el poder económico y la influencia que ejercen estas compañías. Hoy, Amazon es la marca más valiosa del mundo, con un crecimiento del 32% y una capitalización de u$s415.900 millones, según el estudio BrandZ de Kantar, que la ubicó al tope de las 100 mayores empresas globales. Los puestos siguientes los ocupan:

  • Apple, que se mantiene como la segunda (+14%, u$s352.200 millones)
  • Microsoft en tercer lugar (+30%, u$s326.500 millones)
  • Google (+5%, u$s323.600 millones), que recupera la cuarta ubicación gracias al crecimiento de su ecosistema de trabajo en la nube

Más allá de que estas compañías son los líderes absolutas en sus segmentos y marcan las tendencias que se desarrollarán en todo el planeta, todas comparten otra característica: están avanzando para involucrarse de lleno en el negocio bancario.

El premio no es menor. Según el Banco Mundial, alrededor de 2.500 millones de personas todavía no utilizan los servicios financieros formales y el 75% de la población de bajos recursos no dispone de una cuenta bancaria.

Captar un mercado

Algunas de las bigtech ya aparecen como dominadoras del negocio financiero. Sin más, Alibaba hizo un spinoff de Alipay con Ant Financial hace ya 10 años y resultó ser líder en el mercado asiático con un producto atractivo y masivo”, explica a iProUP el economista Ariel Setton.

Este fenómeno tuvo lugar en un mercado de pagos muy poco desarrollado y un crecimiento abismal del comercio en estos últimos años.

Por otra parte, Apple y Google tienen estrategias distintas, ya que el negocio bancario está más afianzado en Estados Unidos. Así, sus ventajas competitivas están fuertemente asociadas a ofrecer funcionalidades útiles a una tarjeta de crédito o débito preexistente.

Dada la comunidad que estas compañías desarrollarontiene mucho sentido que busquen crecer hacia las distintas partes de la cadena de valor que lograron crear en el ecosistema”, agrega.

Si bien la participación de estas empresas en el sector financiero no es algo nuevo, la relación con los medios de pago se profundizó en los últimos años. Entre las principales soluciones aparecen:

– WhatsApp Payments de Facebook

– Google Pay

– Apple con su tarjeta de crédito propia y su plataforma Apple Pay

– Alibaba con MYBank (créditos) y Ant Financial (pagos)

“Su participación en la industria desde el lado fintech es una consecuencia de su éxito. El desafío más grande de cualquier compañía que combina finanzas con tecnología es hacerse de un volumen de usuarios que adquieran esos productos que proyectan salir a vender”, indica a iProUP Valeria Rodríguez, directora de Lyra Argentina, firma con amplia experiencia en desarrollo de soluciones financieras.

Estas compañías, a diferencia de cualquier otro competidor nuevo, tienen ese terreno ganado, con un número enorme de consumidores que ya han eligido sus serviciosse identifican con la marca y han desarrollado “cierto sentido de excelencia de lo que reciben a través de ellas”, lo que da como resultado la posibilidad de escalar mucho más rápido en una solución de alto impacto.

Pero uno de los casos más importantes a nivel global es el de Ant, la fintech Alibaba. La firma ha estado acelerando su evolución hacia un centro comercial digital para todo tipo de productos: desde préstamos y servicios de viaje hasta entrega de alimentos, en un intento por recuperar usuarios perdidos por la competencia de Tencent.

La empresa de Jack Ma, que ya es el mayor actor en el mercado de pagos chino con un volumen de u$s27 billones, está aprovechando su omnipresente app móvil Alipay para encarar una rápida expansión en créditos al consumidor. En lugar de emitir tarjetas, Ant permite a los clientes pedir prestado con unos pocos clics en sus teléfonos inteligentes

Alipay tiene más de 10 años en el mercado por fuera de Alibaba. Es como Mercado Pago, de Mercado Libre, solo que hizo como PayPal, que se escindió de eBay hace unos años”, agrega Setton.

En efecto, la fintech de Mercado Libre tiene al Citi como proveedor de toda la conexión con el sistema bancario, al tiempo que firmó alianzas con el BIND, para ofrecer sus fondos comunes de inversión; y el Patagonia, con quien emite una tarjeta de crédito Mastercard.

Mercado Pago tiene alianzas con Citi (core bancario), Patagonia (tarjeta de crédito) y Bind (fondos de inversión)

Mercado Pago tiene alianzas con Citi (core bancario), Patagonia (tarjeta de crédito) y Bind (fondos de inversión)

Asimismo, a través de Mercado Crédito comenzó a ofrecer préstamos a las Pymes que venden a través del marketplace y recientemente también ofrece financiación a los usuarios finales que compran dentro de la plataforma. Todo esto, con fondos propios, ya que no pueden usar los saldos de otros usuarios pues no tiene licencia bancaria para realizar intermediación financiera.

Además, la plataforma crediticia del unicornio posee un algoritmo que no sólo chequea los informes de las entidades financieras (Veraz), sino que utiliza más de 2.500 variables del comportamiento de los usuarios para ofrecer líneas con una tasa anual de 140%, similar a la de plaza, y atender al público que no es objeto de crédito por parte de los bancos.

Así, la compañía ya prestó  $11.000 millones a pequeñas y medianas empresas y consumidores a través de 3 millones de créditos.

Según el experto, “mientras Alipay y Wechat desarrollaron un mercado bajo sus propias reglas, Google y Apple buscan adaptar el ya creado para que sea más atractivo el uso de su solución de valor agregado, fomentando las funcionalidades y un único punto de contacto”.

En este sentido, los especialistas coinciden en que estas compañías no están buscando ser un banco tal cual lo se percibía hace 10 o 20 años, ya que este negocio financiero más “tradicional” lleva implícitos una serie de cargas regulatorias que en este momento prefieren no asumir.

“La cultura desde donde nacen estas compañías está en California, la esencia de la búsqueda del oro y del individualismo, en que la escasez de reglas campaba a su ancha, en el sentido que en cuanto menos obligaciones y regulaciones existan, mejor para el desarrollo de una aventura”, afirma Oriol Ros, director de desarrollo corporativo de Latinia.

Pero esto no significa que no quieran entrar al negocio financiero, sino que simplemente prefieren no ser bancos tradicionales. “El sector financiero, hasta hoy ha vivido una realidad muy binaria. Es decir, quienes querían ingresar tenían que solicitar una licencia de banco. Si no la obtenías, simplemente no entrabas”, agrega el directivo.

En este sentido, el negocio bancario, del cual las entidades más tradicionales tienen un control hace cientos de años, demostró históricamente ser rentable, pero con grandes falencias

“Tienen problemas de inclusión y de comunicación con los clientes. Con su conocimiento del usuario, las bigtech tienen un diferencial que les permite ofrecer mejores soluciones ya que resuelven todo de forma más ágil“, agrega a iProUP Piedad Ortiz, economista de la consultora Economía Profesional.

Pero, ¿en qué lugar queda la banca tradicional en este contexto?

Aliados, enemigos y más

Si bien estas compañías tecnológicas están entrenadas para manejar grandes cantidades de usuarios y brindar soluciones atractivas y ágiles, la banca todavía tiene un mercado cautivo, más allá de que esto pueda cambiar en el corto plazo.

Al tener millones de usuarios fidelizados, las bigtech pueden escalar servicios bancarios rápidamente

Al tener millones de usuarios fidelizados, las bigtech pueden escalar servicios bancarios rápidamente

Por ahora, en esta etapa todavía hay un espíritu más colaborativo que competitivo, aunque las entidades tradicionales no dejan de mirar de reojo cómo estos jugadores entra al negocio.

“Depende siempre del mercado, pero estas empresas muchas veces llegan asociadas a bancos ya que lo que hacen es ampliar la base de usuarios con clientes a los que las entidades no pueden llegar“, asegura Setton.

Asimismo, la directora de Lyra considera que hay nicho para cada actor dentro de la industria y que la cooperación será necesaria para llegar a nuevos mercados. “Quienes operan localmente hace tiempo dentro del mercado tienen un conocimiento mucho más fuerte de sus usuarios y del escenario local, especialmente si hablamos de Latinoamérica”, destaca.

Al mismo tiempo, estas grandes compañías tienen claro que no quieren ser bancos tradicionales, porque entienden su rol en el sistema, y no quieren renunciar a las ventajas que les ofrece su propia naturaleza tecnológica. Pero también saben que un desarrollo efectivo en este segmento puede llevarlas a aumentar considerablemente sus ingresos.

Dentro de sus propias reglas de juego, las bigtech buscan absorber todo lo que pueden del negocio financierocomo gestión del dinero, medios de pago y los créditos, como Amazon que los está ofreciendo con 0% de interés.

Esto genera auténtica molestia en los ejecutivos bancarios porque son los primeros que entienden que ellos se dedican a este sector. Lo que está pasando es que el dinero deja de ser un fin en sí mismo, como ha sido concebido históricamente, y pasa a ser un medio“, asegura el director de desarrollo corporativo de Latinia.

Según Ortiz, el ingreso de las fintech generan “cambios fenomenales” en el mercado. “Los bancos deberán ofrecer cada vez más soluciones eficientes porque las nuevas generaciones quieren que todo sea rápido y a bajo costo. Tienen que aprender a ser ágiles porque cuando haya más opciones podrían perder participación”, dispara.

De cara al futuro cercano, los especialistas tienen en claro que se verán grandes transformaciones en el sector. En particular, por cómo se pensaban las finanzas hasta hoy y cómo se adaptarán a una nueva versión, con la tecnología como actor principal.

Fuente: iProUP publicado 19/08/2020.-

Miércoles, 12 de agosto de 2020

Cómo vas a usar WhatsApp para pagar por celular: el plan para expandirse en Argentina tras desembarcar en Brasil

Su llegada al mercado local hará temblar a las billeteras digitales, pero el mensajero más usado del mundo eligió al país vecino. ¿Qué falta para tenerlo?

La llegada de la billetera de WhatsApp a Brasil rápidamente retumbó en el mercado latinoamericano, donde la penetración de esta app es mucho más alta –cercana al 80% de la población– que el acceso a servicios financieros de calidad, que ronda el 50% en promedio.

Si bien Facebook, empresa dueña de la aplicación, no ofrece datos pormenorizados por país, desde la ONG Latinobarómetro Corporation aseguran a iProUP que ocho de cada diez  argentinos que posee un smartphone utiliza este servicio.

Con semejante masividad, la noticia repercutió tanto en tierras albicelestes como en la nación vecina, por su carácter revolucionario y mercado potencial. No es para menos: el territorio liderado por Jair Bolsonaro posee más de 120 millones de cuentas. Es decir, tres de cada cinco brasileños podrían efectuar transacciones a bajo costo y por debajo del radar del regulador monetario.

Los rumores de su llegada a la Argentina crecen minuto a minuto. El propio Mark Zuckerberg, CEO y fundador de Facebook, reveló más de una vez que su firma “está construyendo WhatsApp Pay” y espera que “comience a funcionar en varios países y que se progrese a pasos acelerados en los próximos seis meses”.

La iniciativa es tan revolucionaria (y el negocio tan multimillonario) que, como era de prever, surgen algunos obstáculos por sortear. En este sentido, el Banco Central de Brasil obligó a las tarjetas de crédito a suspender su cooperación con la app hasta que se analice su impacto sobre el sistema de pagos.

“El Banco Central fue contra Visa y Mastercard y el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) hizo lo propio apuntando contra Cielo (red equivalente a POSNet)”, afirma una fuente cercana a Facebook. “Es decir, fueron contra cada uno de nuestros socios. La regla que el Banco Central esgrimió es una reglamentación reciente, aprobada de apuro tras el lanzamiento”, añaden. Pero semanas más tarde, la autoridad monetaria del país vecino probó  este sistema y afirmó que los primeros ensayos dan cuenta de un “importante avance.

Lo cierto es que nada impedirá que la tecnología avance sobre los medios de pago. Tardará un poco más o un poco menos, pero inevitablemente sucederá. WhatsApp Pay está enfocada en los países emergentes. Comenzó en la India, ahora está siendo probada en Brasil y luego iniciará su expansión en Latinoamérica, con Argentina como próximo destino.

¿Es una billetera?

Desde Facebook explican a iProUP que esta modalidad no es exactamente un sistema de pagos móviles ni una billetera virtual.

“Se trata más bien de una plataforma que facilita las transferencias entre los usuarios“, aseguran a este medio. Se lo podría comparar con el modelo implementado por WeChat (considerado el “WhatsApp Chino”) y su sistema denominado Wallet: el cliente asocia una tarjeta de crédito para enviar y recibir dinero dentro del chat.

La herramienta es gratuita para los movimientos de dinero entre particulares. Demanda la creación de un PIN de seguridad especial de seis dígitos y la asociación de uno de los plásticos emitidos por los bancos que forman parte de esta primera instancia”, precisan desde WhatsApp a iProUP.

Entre los actores se destacan el Banco do Brasil, la entidad financiera más grande de Latinoamérica; y Nubank, la fintech más importante de occidente y mayor emisor de tarjetas en su país natal.

Algunas características: impone un límite diario de 1.000 reales (unos 200 dólares) para cada envío. Respecto a la recepción de fondos, el tope es 20 transacciones y 5.000 reales (u$s1.000) por mes.

“En los últimos días recibimos pedidos de 20 bancos para sumarse a la plataforma. También lo hicieron Netflix y Pago Seguro, que es la empresa que procesa el abono de los servicios de manera digital en Brasil”, detallan.

Los pagos son gratuitos para los usuarios, pero los comercios deben pagar una comisión

Los pagos son gratuitos para los usuarios, pero los comercios deben pagar una comisión

Si bien la plataforma es gratuita para los usuarios, no lo es para comercios, que deben abonar una comisión de 3,99% por transacción para utilizar esta modalidad. Sin embargo, previamente tienen que estar registrados en WhatsApp Business y aceptar Cielo, una red de adquirencia equivalente a POSNet en Argentina.

Sorteada la primera etapa, el envío y la recepción de dinero se efectúa mediante los chats (como si se tratase de una foto o video). Para ello hay que:

  1. Pulsar en el ícono del clip
  2. Seleccionar la opción realizar pagos
  3. Detallar el monto a enviar o recibir
  4. Enviar la información al contacto

Hay que destacar que sólo están autorizadas las transacciones dentro del país y en moneda local.

¿Y la Argentina?

Se sabe que Argentina es leading case en algunos lanzamientos, pero Brasil esta vez obtuvo una ventaja por su atractivo para rentabilizar rápido, gracias a su desarrollo digital, bancario y fintech.

Además, este tipo de desembarcos suelen efectuarse de manera escalonada: se estudian las experiencias de las diferentes etapas y escenarios en cada mercado, como un proceso de aprendizaje y ajuste, antes de llegar a nuevos países.

Ignacio Carballo, director del Ecosistema de Programas Fintech de la UCA, destaca que, antes de llegar a la Argentina, la compañía debe alinearse al sistema de pagos local e interactuar con los principales players. “Esta herramienta será implementada en Brasil, Argentina y México. El proceso toma algo de tiempo y deben cumplirse con formalismos exigidos en el país”, señala.

De esta forma, si el Banco Central equipara con un Proveedor de Servicios de Pago (PSP), como a las billeteras virtuales, WhatsApp Pay deberá:

  • Inscribirse en un registro que conforma la AFIP
  • Brindar datos en tiempo real al Banco Central, como lo hacen otras entidades financieras
  • Designar ejecutivos responsables de brindar determinados tipos de información
  • Recibir inspecciones en las instalaciones para verificar documentación

Más allá de estos requisitos, Carballo asegura que “recién en junio llegó a Brasil. La pandemia demoró un poco los tiempos, pero se entiende que están trabajando para desembarcar en Argentina“. En efecto, desde Mastercard afirmaron a iProUP que están trabajando con las autoridades para habilitar estas y otras formas de pago en el país.

Por su parte, Ariel Kaplan, Senior Partner & Managing Director de la consultora Brain Network, destaca a iProUP la importancia del aspecto regulatorio como factor a considerar por WhatsApp antes de la implementación de su herramienta de pagos a nivel local, sin perder de vista la crisis económica que atraviesa el país y los controles cambiarios.

“Para este tipo de lanzamiento, Brasil es más amigable que Argentina. Además, el mercado local está en formación y es más pequeño. También tiene sus complejidades particulares”, remarca.

En su visión, “la ecuación costo-beneficio para el lanzamiento no era la mejor en nuestro país. Pero, si finalmente es exitoso del otro lado de la frontera -como es de prever- terminará decantando solo en Argentina“.

Impacto local

La penetración de WhatsApp en Argentina es tan alta, y su uso tan generalizado, que es difícil imaginar que no vaya a convertirse en un player más que relevante dentro del ecosistema de pagos.

En esta lucha por conquistar a los usuarios, las billeteras digitales tradicionales serán las más perjudicadas y deberán buscar un nuevo valor agregado a su servicio para medirse contra la popular app y su herramienta de transferencia de dinero entre personas.

No hay que perder de vista el rol de los marketplaces y cómo se han consolidado las redes sociales en plena pandemia, gracias al uso por parte de los pequeños comercios para afrontar restricciones impuestas por la cuarentena. “En Argentinaesta pelea es todavía más significativa, sobre todo porque el negocio de los bancos es más chico”, resalta Kaplan.

Para Ariel Setton, economista y especialista en medios digitales, anteriormente el desafío a la hora de vender por tiendas virtuales viene siendo el método de pago que, muchas veces, terminaba realizándose en efectivo contra entrega, mediante una transferencia bancaria o por un link de pago o QR.

“Con WhatsApp, todo esto se transformará en algo mucho más simple‘adjuntar’ dinero en el chat y asociarlo a una tarjeta que estaría guardada de modo seguro en la plataforma”, dice a iProUP.

Pero no sería ésta la única ventaja, ya que si algo caracteriza a la app de Facebook es la popularidad. Al ser usada por 2.500 millones de personas en todo el planeta, ya hizo gran parte del trabajo: no tiene que salir a “cazar” usuarios.

Sin barreras de entrada. La gran oportunidad de WhatsApp es que es una plataforma familiar para la mayoría de los usuarios

Sin barreras de entrada. La gran oportunidad de WhatsApp es que es una plataforma familiar para la mayoría de los usuarios

“El salto es ínfimo. No hay que bajarse ninguna aplicación ni aprender a usar la herramienta“, reflexiona Carballo. Además, los consumidores estarían frente a la posibilidad de resolver el proceso de compra dentro de una misma plataforma, lo que lo volvería aún más sencillo.

Queda claro que los pagos mediante WhatsApp, entre particulares o como intercambio por un producto o servicio, ya están, como se dice, a la vuelta de la esquina. O, más precisamente, del otro lado de la frontera.

La clave para su inminente triunfo es la gran cantidad de usuarios que posee en este país y su familiaridad. “Quienes sepan cómo mandar una foto van a entender rápidamente como enviar dinero por esta vía”, coinciden los expertos consultados.

El caso brasileño demuestra cómo los principales players se dieron cuenta de que sería muy difícil luchar contra este nuevo producto y optaron por cooperar para ser partícipe de este sistema de pagos y, de esta manera, no quedarse afuera de la avanzada fintech de Facebook.

Fuente: iProUp publicado 12/08/2020.-

Martes, 11 de agosto de 2020

Fintech incrementarán su relevancia en el mercado

Hace solo un par de años, el término “fintech”, una combinación de las palabras tecnología financiera, estaba reservado estrictamente para el sector de bancos, otras instituciones financieras y de crédito. Hoy en día, Fintech toca prácticamente la vida diaria de todos, desde el comercio electrónico hasta los préstamos en línea y las billeteras móviles.

De hecho, las recientes recomendaciones globales para el distanciamiento social, están empujando a las fintech a un público cada vez más amplio. De acuerdo con deVere Group, una de las organizaciones de asesoramiento financiero independiente más grandes del mundo, al coronavirus se le atribuye un aumento del 72% en el uso de aplicaciones fintech, ya que la mayor necesidad de pagos sin contacto más los temores de una recesión, están impulsando el crecimiento de estas compañías. 

Andrés Barrantes, CEO de nuvu, compañía especializada en la creación de negocios digitales, asegura que “vivimos un momento de transformación para todas las industrias a nivel global. Sin embargo, la vida continuará con nuevas formas de interacción comercial y una perspectiva profundamente digital. Este año abrió sus puertas con una caída económica récord que representó el máximo auge para la banca móvil. Ahora, las fintech y bancos digitales están en la mejor posición para generar valor al consumidor y la competitividad se incrementa para los bancos tradicionales”.

La industria fintech continúa evolucionando y la inversión se está disparando. Con casi el 80% de las instituciones financieras ya encerradas en sociedades fintech, está a punto de transformar prácticamente todas las industrias. Para ello, Barrantes señala que en este sentido, se debe avanzar en la simplificación, en que los bancos pueden facilitar la incorporación de los clientes.

Este año, las fintech incrementarán su relevancia en el mercado como el aliado clave de los gobiernos en una etapa de refinanciación, préstamos comerciales, gestión financiera y planificación. Aún queda un largo camino para conocer cuáles serán los cambios permanentes que la crisis económica traerá al ecosistema financiero de América Latina.

Fuente: El Nuevo Siglo publicado 11/08/2020.-

En fintech aún hay mucho por regular El país ha dado pasos para regular el sector. Pero hay varios aspectos por mejorar para consolidarlo.

El sector financiero ha sido gran ejemplo de transformación digital. En los últimos años, nuevas tecnologías financieras han cambiado las reglas de juego de manera significativa.

Actualmente, múltiples e innovadores participantes, a través de la tecnología, brindan nuevas alternativas para ofrecer productos y servicios financieros a un clic. Esto ha generado una titánica labor de los reguladores para plantear una normativa que se adapte a las nuevas realidades y que dé vía libre a nuevos modelos de negocios y segmentos.

En Colombia, al contrario que ha pasado con otras industrias, el sector fintech ha mostrado avances en su normativa liderados por el Ministerio de Hacienda, a través de la Unidad de Regulación Financiera (URF), y la Superintendencia Financiera. Y no es para menos. actualmente Colombia es el tercer mercado de América Latina en el desarrollo de iniciativas fintech, por debajo de México y Brasil. Además, el más reciente estudio Finnovista Fintech Radar identificó 200 startups del sector en el país, con una tasa de crecimiento anual de 26%.

En ese contexto, los reguladores han puesto en marcha algunas iniciativas que permitan el desarrollo de modelos innovadores y el acceso a estos. Entre los avances más significativos está la normatividad para los depósitos electrónicos, el crédito digital y el crowdfunding. También se destaca el sandbox de la Superfinanciera, que ha tenido un gran peso en el desarrollo del sector fintech nacional.

Lea también: Cuáles son los litigios jurídicos más importantes en pandemia

Pero se trata de pequeños pasos para los retos que vienen una vez superada la crisis del coronavirus. Esta industria tendrá un papel relevante en la recuperación económica.

Así las cosas, el sandbox ha resultado beneficioso para la industria, pero este mecanismo tiene cosas por mejorar. Para Ricardo Fandiño, socio director de banca y finanzas de Gómez Pinzón, la intención es buena, pero esta herramienta está frenando los procesos de innovación y la puesta en marcha de proyectos productivos, que muchas veces no tienen por qué pasar por este mecanismo. “Tiene que ser más ágil. Lo ideal es buscar que ese sandbox no se vuelva un camino disuasivo, donde los emprendedores van y esperan que les digan si su proyecto tiene o no vía libre para operar”, dijo.

Fandiño también resaltó la necesidad de superar el fantasma de las pirámides, cuya regulación limita el desarrollo de nuevos modelos de negocio, especialmente de segmentos como el crowdfundingEn ese sentido, señaló que el país limitó el campo de acción con cargas regulatorias poco realistas.

Fernando Bermúdez, asociado senior de Muñoz Tamayo & Asociados, concuerda. Afirma que la regulación para crowdfunding es muy restrictiva y no ha permitido que florezca en el país este mecanismo, una de las primeras opciones de los emprendedores hoy. “En dos años de la regulación solo hay un jugador en el mercado. Lo que evidencia que estas regulaciones donde se les exige a nuevos modelos operar con cargas regulatorias de una entidad financiera, tienen un costo muy alto para el país”, afirmó.

Le puede interesar: Mastercard y Microsoft impulsarán comercio digital y ‘start-ups‘

Señalan que los reguladores deben comprender la operación de estos nuevos modelos. Y plantear una normativa flexible donde primen aspectos como la confianza, la buena fe y la seguridad jurídica. Para esto, también será necesario contar con un aparato judicial que esté familiarizado con estas alternativas de financiación.

Por otro lado, está el tema de los pagos electrónicos, que está pendiente desde hace un año y que hoy se convierte en un elemento clave para el desarrollo de industrias como el comercio electrónico.

En Colombia, este segmento es el segundo de mayor participación en la industria fintech. Sin embargo, señala Roberto Borrás, socio de Garrigues, la normativa se quedó atrás y no considera actores como las pasarelas de pago o procesadores, e impide la masificación de estos servicios en el país.

“La nueva regulación establece unos conceptos de industria que no están definidos hoy en la normativa. Este proyecto de decreto es fundamental y será un verdadero revolcón en la industria de pagos y servicios transaccionales en el país”, afirmó.

A estas prioridades, según Colombia Fintech, se unen temas como una mayor normativa jurídica al crédito digital, enfocada en darle seguridad a los cobros que se realizan a través de empresas fintech.

Le recomendamos: AlphaCredit: al Sandbox de la Superfinanciera le hace falta una Ley

También será clave poner sobre la mesa temas como el OpenBanking, que busca liberar la información para personalizar los servicios financieros; el factoring, al dar reglas claras para la negociación por ejemplo de los títulos valor; y los criptoactivos. Colombia es la quinta economía donde más se transan estos activos, pero su regulación ha retrasado la implementación de tecnologías como el blockchain, que promete ser un actor relevante en la banca del futuro.

Fuente: Dinero.Com publicado 08/06/2020.-

Avances en plataformas digitales para el agro

Se lanzó Qira, una app que permite comprar agroinsumos de forma digital gracias al comercio electrónico.

En su página web ofrece insumos con stock disponible de herbicidas, fungicidas, insecticidas, silobolsas, por ejemplo. El proceso de compra es a través del sitio más una línea de WhatsApp que está habilitada para canalizar consultas técnicas y de productos.

Los desarrolladores también crearon una red de puntos de entrega que ofrece la posibilidad de programar un calendario de retiro de los insumos en 25 centros que están ubicados en Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

Por otra parte, Circular, una plataforma inteligente para que los choferes puedan sacar un turno en el puerto de descarga, informó que tuvo un crecimiento del 400% desde su nacimiento en 2018 en la cantidad de usuarios activos. Hasta el momento, según informaron desde la empresa, ya concentra a más de 25.000 choferes registrados en línea.

Según afirmaron, el transporte de los granos a los puertos cambió sustancialmente su dinámica gracias a la adopción de esta plataforma por parte los distintos actores que participan de la cadena logística. La app ya otorgó más de 100.000 turnos.

Respetando el horario convenido, la mayoría de los usuarios evitó esperas innecesarias ni la necesidad de bajarse del camión para trámites adicionales. Disminuyeron las aglomeraciones que son habituales en estos puntos. Para cada camión, significó una reducción promedio de 4 horas en el tiempo de permanencia en el puerto.

“Continuamos trabajando en expandir la red y en nuevos servicios para los distintos actores”, señaló Marcos Laffaye, cofundador de Circular. “Acabamos de sacar la primer versión de la aplicación para los productores y estamos en proceso de análisis y estudio para brindar la solución de Circular en otros sectores como la fruta, azúcar y explotación forestal”, dijo.

Fuente: La Nacion publicado 10/08/2020.-

Llega a EE.UU. un proyecto argentino que busca “tokenizar” un millón de cabezas ganaderas

Luego de haber lanzado el año pasado una alternativa de inversión en ganadería basada en la emisión de tokens digitales, el grupo inversor desarrollador se apresta a llegar con esta idea a países de la región y a Estados Unidos. Busca la “tokenización” de un millón de cabezas ganaderas entre las distintas naciones con operación. Hoy en la Argentina ya lograron tokenizar 1800 vacas.

Openbit es una firma donde confluyen inversores en agronegocios, corredores de granos y que alquila campos en Benito Juárez y en Trenque Lauquen. En noviembre del año pasado crearon una web (www.bitcow.com.ar). Se trata de un fideicomiso ganadero basado en la emisión de tokens digitales respaldados por vacas. Arrancaron ofreciendo la posibilidad de comprar partes de bitcow por $12.000.

Todo el proceso es digital y desde la plataforma se crea un usuario que tiene dos “billeteras”, una de pesos, donde ingresaran los fondos y otra de Bitcows donde se van acreditando las compras más la distribución de la reproducción del rodeo. A medida que el rodeo se multiplica, se van generando nuevos Bitcows que se van distribuyendo entre los tenedores.

“Es condición tener una cuenta bancarias desde y hacia dónde se enviarán los fondos tanto en la compra y/o venta de los Bitcows. En estos momentos estamos trabajando en la integración para poder realizar pagos con tarjeta de crédito y criptomonedas como medios de pago. Todo este desarrollo lo realizamos con la empresa Baufest”, precisó Guillermo Villagra, socio de Openbit.

“Hemos logrado tener 5200 usuarios registrados, de los cuales aproximadamente un 15% se han convertido en inversores”, agregó.

Según dijo Villagra a LA NACION, mientras se consolida la operatoria en la Argentina la firma está “terminando el desarrollo tecnológico y legal para comenzar a operar Bitcow Uruguay, Bitcow Paraguay y Bitcow Brasil. También tenemos un acuerdo para desarrollar Bitcow USA”.

Guillermo Villagra, socio de Openbit
Guillermo Villagra, socio de Openbit

“Todo este crecimiento hizo que adelantáramos el proceso de regionalización que teníamos pensado para dentro de un tiempo. En estos países nosotros pondremos la plataforma a funcionar para que desde ese país se puedan ofrecer a cualquier parte del mundo los Bitcows uruguayos, brasileños o paraguayos, asociados con productores de primera línea de cada uno de los países. Nuestro objetivo en el mediano plazo es incorporar a este sistema un 0,5% de los rodeos de cada uno de los países donde tenemos presencia. Esto significa la tokenización y digitalización de más de un millón de cabezas en América del Sur”, afirmó.

Según Villagra, otro paso de la firma será la implementación de Blockchain para registrar cada movimiento para darle trazabilidad y seguridad a la cadena de producción, pero sobre todo a las operaciones realizadas de compra y tenencia.

“Ya tuvimos los primeros ofrecimientos para poder realizar compras en empresas proveedoras de artículos rurales pagando con Bitcows básculas, balanzas, tranqueras, postes, lo cual acelera la posibilidad de que en un futuro sea aceptado como medio de pago”, indicó.

Villagra ve interés también de productores para asociarse a este sistema, ya que pueden eficientizar sus producciones financiándose con capital barato y endeudándose en lo que producen, en este caso vacas. “Aquel productor que tenga lugar en su campo para recibir hacienda pueda incorporarse y ofrecer los servicios de operación. De esta forma, diversificamos productores y zonas. Los productores que se adhieran a este sistema deberán producir bajo las normas más exigentes en cuanto a calidad y bienestar animal”, apuntó.

Fuente: La Nacion publicado 10/08/2020.-

Lunes, 10 de agosto de 2020

Se viene el euro digital, ocho bancos y entidades ya iniciaron los testeos: ¿y el e-Peso argentino para cuándo?

La carrera por lanzar una moneda virtual fuerte ya comenzó, con Francia y Suecia a la cabeza en Europa. En la región restan por definirse aspectos clave

La pandemia trajo un sinfín de complicaciones en todo el mundo, pero también obligó a que muchas tecnologías que se encontraban en fase de desarrollo incrementaran su velocidad para comenzar a ser testeadas.

Así ocurrió con el euro digitalque ya avanzó al siguiente nivel y dejó el universo de lo hipotético para ubicarse en la etapa experimental. Prueba de ello es la decisión del Banco Central de Francia de dar inicio a las pruebas de esta moneda virtual.

Una CDBC, es decir, emitida por la propia entidad (en lugar de ser respaldada por una comunidad online). Y lo cierto es que ya no hay marcha atrás: sólo restan evaluar algunas cuestiones regulatorias y analizar ciertos aspectos de índole financiero.

Tanto es así que se eligieron ocho candidatos que, por cierto, pidieron participar de los testeos del euro digital:

– HSBC

– Accenture

– Société Générale Forge

– Bank AG

– Euroclear

– Iznes

– ProsperUS

– Liquid Share

Esta movida “confirma el interés de importantes actores del mundo financiero y tecnológico por explorar las contribuciones de una moneda digital emitida por el Banco Central de Francia para mejorar el funcionamiento de los mercados “, destacan desde la propia institución.

“La verdad es que hoy la moneda ya es digital. Puede parecer una obviedad para muchos, pero siempre vale la pena reforzar este concepto“, remarca a iProUP Leo Elduayén, COO y cofounder de Koibanx, firma especializada en soluciones Blockchain para gobiernos y empresas

Y añade: “La moneda de un Estado Nacional hoy ya dejó de estar respaldada mayormente por las reservas del Tesoro. Más bien, está sustentada sólo en el propio compromiso del Estado al responder por esa emisión”.

Suecia y su moneda digital (e-krona) es un claro ejemplo de lo que manifiesta Elduayén. El país escandinavo ya es considerado como la sociedad sin efectivo más grande del mundo y está cada vez más cerca de alcanzar la meta de “cash cero”, gracias a las diferentes regulaciones aplicadas que favorecieron a las tarjetas y las apps de pago móvil.

Tampoco debe perderse de vista los casos de Japón, China, Estados Unidos e Inglaterra que, tal como viene adviertiendo iProUP en sucesivas notas, están trabajando en esa dirección. Así como frente a las cámaras de TV comenzó una nueva carrera espacial, en el plano virtual también se está disputando otra contienda.

¿Y en Argentina para cuándo?

La propuesta no es tan descabellada como se piensa, más teniendo en cuenta que Argentina es potencia en esta materia y cuenta con firmas de prestigio global. Tanto es así que, como inidcara este medio, algunas presentaron una propuesta al Banco Central durante el gobierno de Macri: crear el Peso Digital, para ahorrar los tiempos y costos logísticos que implica la circulación de cash.

No sólo eso, Córdoba está analizando la creación de una divisa virtual que se entregaría a beneficiarios de planes de empleo para que realicen compras en comercios y hasta puedan abonar sus obligaciones impositivas provinciales.

“Debemos preguntarnos si en Argentina estamos preparados para una economía digital“, reflexiona Elduayén, y resalta que “hay una gran oportunidad para incrementar la alfabetización digital y financiera y reducir los niveles de informalidad”.

“Me parece que inconscientemente ya estamos avanzando en esta dirección y lo veremos plasmado mucho antes de lo que nos imaginamos”, añade.

Manuel Beaudroit, emprendedor y especialista blockchain, anticipa que “todos los Estados irán avanzando en el uso de monedas virtuales y Argentina no debe ser la excepción“, a la vez que destaca el valor que le brindará al país sumarse a este tipo de innovaciones, por el aporte a la transparencia en la implementación de diferentes políticas.

Los especialistas coinciden en que la creación de una nueva moneda, el ePesootorgaría mayor velocidad y transparencia, además de una reducción de costos formidable.

“Sin dudas tendría muchísimas ventajas“, señala de forma contundente el economista Estanislao Malic, quien da cuenta sobre dos características que se destacan sobre el resto:

  • Transparencia para las operaciones. “La primera permitiría mayor control fiscal, de prevención de financiación del terrorismo y evitar el lavado de activos”, remarca
  • Trazabilidad de las políticas económicas. “Podría analizarse desde el efecto multiplicador de la demanda y el impacto favorable sobre la economía

Por su parte, Marcelo González, CEO de VeriTran, firma dedicada a brindar soluciones de banca digital y pagos, se muestra expectante del papel que jugará el Estado mediante las regulaciones que puede dictar, para impulsar el desarrollo de esta tecnología y de cómo impactaría en las transacciones habituales para el ahorrista medio.

“Sería muy interesante que, por ejemplo, las operaciones de ventas de propiedades, automóviles y otros bienes de alto valor se pudieran realizar en un formato integral con Blockchain, donde quedarían claramente establecidos todos los traslados de dominio y se simplificaría la operación en el sistema financiero”, afirma a iProUP.

Ventajas y desventajas made in Argentina

“Desde un punto de vista de la necesidad, somos un candidato ideal. Apalancar la emisión y la política monetaria en tecnologías que agreguen transparencia y, por ende, generen confianza, es algo que suena muy adecuado y atractivo“, reflexiona Elduayén.

En su visión, “el país tiene la necesidad de hacerlo por su historia inflacionaria, por la desconfianza de la población en el peso y por las erráticas políticas monetarias llevadas a cabo por los distintos gobiernos”.

Además, cuenta con gran talento tecnológico para diseñar y ejecutar una tecnología como esta. En diálogo con iProUP, Matías Bari, CEO y cofundador de Satoshi Tango, una de las principales casas de cambio de monedas virtuales del país, también destaca el talento nacional en el universo cripto.

asdf

La Argentina es un “faro” en la región: posee varias empresas dedicadas a las monedas virtuales y un gran nivel de profesionales

La Argentina es un faro en la región“, afirma rotundamente, en referencia a la enorme cantidad de profesionales idóneos en el sector y resalta dos diferenciales clave:

  • El gran nivel académico de las universidades, muchas de las cuales son públicas
  • El papel de las empresas tecnológicas para obtener grandes avances en la temática.

“La implementación del ePeso traería consigo una serie de beneficios, entre los que se encuentra la posibilidad de ampliar el alcance de políticas monetarias hacia personas que tienen menos recursos”, resalta Beaudroit.

Por su parte, Ramiro Marra, director de Bull Market Group, vaticina que “en el contexto del progreso tecnológico que está teniendo el mundo y la realidad monetaria de Argentina, lo utópico pasa a ser algo posible”.

Las monedas digitales es una de las revoluciones que genera mayor expectativa y por eso hay que empezar a prepararse. Generan transparencia, trazabilidad y disminuyen costos de todo tipo”, señala Marra, aunque advierte que el país tiene un sistema financiero débil y un nivel de bancarización muy bajo.

Córdoba picó en punta

La Legislatura de Córdoba busca facilitarle al gobernador Juan Carlos Schiaretti un “token”. Un nuevo medio de pago digital para que los beneficiarios de los diferentes planes sociales de la provincia reciban la mitad del subsidio en pesos y el resto mediante este activo, el cual estará representado por un QR dentro de una billetera virtual.

“La iniciativa apunta a reactivar la economía real apalancándose en la economía digital, a través del empleo de tecnologías innovadoras para tokenizar la recaudación futura, creando y utilizando tokens para diversos fines, dentro de los cuales el primer uso en estudio será el desarrollo y fomento de los programas de empleo”, indican a iProUP el contador Martín Bertoni y los abogados Sebastián Heredia Querro y Guido Aiassa, impulsores de la idea.

Por su parte, Beaudroit destaca que uno de los aspectos positivos que tiene el proyecto radica en contar con una base de datos descentralizada, a la que solamente podrán acceder quienes sean habilitados por el gobierno cordobés.

Además, remarca que este sistema será operado dentro de un mercado cerrado definido por los límites operativos que tenga la billetera virtual que almacene esos fondos, “a diferencia de una moneda digital, cuyo ámbito es público y abierto“.

El ejemplo de Córdoba puede ser un interesante puntapié inicial para que la implementación de las monedas digitales pase a estar en agenda y se atiendan las debilidades del contexto para adoptar este sistema que trae consigo una gran serie de beneficios.

El desafío estará entonces en pasar de la utopía a una realidad que esté al alcance de las manos o, mejor dicho, de todos los celulares y dispositivos electrónicos.

Fuente: iProUp publicado 10-08-2020